Petróleo se desploma casi 3 dólares en Nueva York a US$ 94,45 el barril

El precio del crudo, que abrió en baja tras la publicación de un dato negativo del empleo en Estados Unidos, aceleró su caída.

El precio del barril de petróleo cerró este miércoles con una caída de casi 3 dólares en Nueva York, en un mercado lastrado por datos sombríos sobre el empleo en Estados Unidos y por un alza mayor a la esperada de las reservas de crudo.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en mayo bajó 2,74 dólares hasta 94,45 dólares.

En Londres, el barril de Brent del Mar del Norte con la misma fecha de entrega bajó 3,58 dólares a 107,11 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE), mínimo desde el 2 de diciembre.

El precio del crudo, que abrió en baja tras la publicación de un dato negativo del empleo en Estados Unidos, aceleró su caída tras el anuncio de que los inventarios semanales de crudo volvieron a subir.

Las reservas de crudo alcanzaron niveles muy altos, tocando un máximo desde julio de 1999, y esta situación afecta de forma significativa al mercado de oro negro, acentuando los temores de una caída de la demanda de energía en Estados Unidos, mayor consumidor mundial de crudo, explicó el analista John Kilduff, de Again Capital.

El Departamento de Energía (DoE) informó que las existencias de petróleo subieron casi el doble de lo previsto la semana pasada en Estados Unidos, a un nivel de 2,7 millones de barriles, mientras que los analistas consultados por la agencia Dow Jones Newswires proyectaban un incremento de 1,5 millones de barriles.

Las existencias de crudo ya habían subido 3,3 millones de barriles la semana anterior, es decir cinco veces más de lo previsto, alimentando los temores de una sobreoferta de oro negro en Estados Unidos.

Estas inquietudes fueron reforzadas en los últimos días por el prolongado cierre del oleoducto Pegasus en Estados Unidos, que transporta cerca de 90.000 barriles de crudo canadiense por día desde Illinois, en el norte, hasta Texas, en el sur, para llevarlo a las refinerías del Golfo de México.

Sin embargo, para Kilduff la caída de los destilados ayudó a limitar la caída.

Las existencias de productos destilados, que incluyen el gasoil y el carburante para calefacción, bajaron 2,3 millones de barriles a 113 millones de barriles, el doble que la bajada de 1,1 millones de barriles proyectada por los analistas.

Además, el analista Bart Melek, de TD Securities, dijo que también presionó a la baja "el informe ADP sobre el empleo en el sector privado" en marzo.

Las firmas privadas crearon el mes pasado 158.000 empleos más que los que perdió. El saldo neto de contrataciones registra en consecuencia una caída de 33% en relación al mes anterior, situándose por debajo de lo esperado por los analistas (197.000).