Publicidad
Economía 14 Abr 2013 - 9:42 pm

Lo dice el índice de la Institución Brookings-Financial Times

Economía mundial está estancada

Los vientos son turbulentos en el globo. No hay una recuperación decente y además existe la posibilidad de una caída repentina.

Por: Chris Giles, Londres /Financial Times
  • 3Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/articulo-416124-economia-mundial-esta-estancada
    http://tinyurl.com/cvd87sc
  • 0
Christine Lagarde, directora del FMI, advirtió sobre riesgos económicos. / AFP

Según el último índice de seguimiento de la Institución Brookings-Financial Times, la economía mundial está estancada, es incapaz de sostener una recuperación decente y además es susceptible de sufrir una caída repentina.

A pesar de que los mercados financieros son fuertes y de que en las economías emergentes los negocios y los consumidores están recobrando la confianza, el promedio de los indicadores de crecimiento escasamente ha cambiado desde mediados de 2011. Desde entonces las alzas tentativas han sido eliminadas por datos débiles y por una presión renovada sobre la Eurozona.

Los Índices de Seguimiento para la Recuperación Económica Mundial (Tiger, por sus siglas en inglés) muestran que la economía mundial es “incapaz de despegar y enfrentar el riesgo de una caída”, dijo el profesor Eswar Prasad, un alto miembro de la Institución Brookings.

“Lo mejor que puede decirse sobre el débil ritmo de la actividad económica es que ha llegado a un punto muerto en algunas economías muy importantes”, añadió.

Las pruebas que señalan hacia una presión sostenida sobre la economía mundial probablemente generen un ánimo más débil durante las reuniones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial en Washington. Christine Lagarde, directora del FMI, ya advirtió sobre nuevos riesgos inherentes a lo que llamó una economía mundial a tres ritmos, en la que algunos países tienen un buen desempeño, otros están intentando mejorar y otros aún están en dificultades.

El Tiger mezcla medidas de la actividad económica real, variables financieras e indicadores de confianza, según el grado al que todos los factores estén subiendo o bajando al mismo tiempo. Utilizando sofisticados métodos estadísticos puede capturar movimientos similares de datos que se miden sobre bases muy distintas y en muchos países.

En comparación con el débil desempeño, que además empeora, de los datos económicos en las economías más avanzadas, los Estados Unidos siguen en un lugar relativamente positivo. Pero incluso en la economía más grande del mundo, los indicadores de actividad real y de confianza siguen estando muy por debajo de sus niveles necesarios para una recuperación normal.

Se han generado mejoras modestas en los indicadores de la Eurozona, en especial en la periferia, aunque los indicadores de crecimiento siguen estando en niveles bajos. “Hay pocas razones para anticipar una mejora en el impulso de crecimiento en estas economías, que siguen arrojando una reducción en los niveles de ingresos nacionales”, dijo el profesor Prasad.

Parece que la desaceleración que muchas economías emergentes experimentaron el año pasado va a continuar, añadió, y “podrían seguir siendo golpeadas por un ambiente externo débil”. Además, sus opciones de política económica para fomentar el crecimiento están muy limitadas. El Tiger para China sigue siendo relativamente fuerte, sostenido por datos recientes que apuntan a una estabilización de las tasas de crecimiento en la segunda economía más grande del mundo.

En las economías emergentes, América Latina ha llegado a un punto débil. Argentina y Brasil están mostrando señales de una caída hacia el estancamiento, mientras que México también se está desacelerando.

En la periferia de la Eurozona, los indicadores de la actividad económica real en Irlanda, Portugal, Italia y España siguen estando muy por debajo de sus promedios históricos, aunque se ha producido cierta mejora desde las reuniones anuales del FMI en octubre, y en Grecia es evidente un aumento pronunciado hacia niveles positivos. La señal de que lo peor en Grecia ya terminó, sin embargo, no es evidente en sus cifras de desempleo, que arrojaron un aumento en los primeros meses de 2013.

  • 3
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio