La bonanza de Estados Unidos

En los últimos dos años, las exportaciones de petróleo y gas de ese país pasaron de US$51.500 millones a US$110.200 millones.

Las exportaciones estadounidenses de petróleo y gas aumentaron 68%. / 123rf
Las exportaciones estadounidenses de petróleo y gas aumentaron 68%. / 123rf

El valor de las exportaciones de combustible de Estados Unidos ha crecido más rápido que las de otros bienes y commodities durante la presidencia de Barack Obama, según un análisis del Financial Times. Es la fuerza que impulsa su objetivo de doblar las exportaciones para antes de 2015.

Las cifras ofrecen más pruebas de cómo la bonanza energética doméstica de EE.UU., liderada por la expansión en la producción de petróleo y gas natural, así como el aumento de los precios, está reformando la economía del país.

Estados Unidos se convirtió en un exportador neto de combustible en 2011 por primera vez en dos décadas, y el aumento en las exportaciones se combinó con una desaceleración en las importaciones.

Según el censo de las cifras de exportaciones que revisó el FT, el valor de las exportaciones de petróleo y de carbón aumentó más del doble en dos años: de US$51.500 millones en junio de 2010 a US$110.200 millones a junio de 2013. Esto hizo que llegara al primer lugar en la lista de crecimiento de exportaciones.

Las ventas externas de gas y petróleo fueron las segundas más importantes, con un incremento de 68,3% durante el mismo período, pero basado en valores nominales más pequeños. Los metales primarios y las exportaciones de ganado también han experimentado un fuerte crecimiento con Obama, pues han estado por encima del promedio de 32,7% que han gozado los commodities.

Rayola Dougher, alta asesora económica del Instituto Americano de Petróleo, un poderoso grupo de lobby del sector petrolero y de gas, dijo: “Hemos sido un verdadero motor para el crecimiento en un momento en que otras industrias han estado languideciendo”.

Aunque el objetivo de doblar las exportaciones ya se ha cumplido gracias a los combustibles, la actividad de manufacturas tradicionales que Obama tenía en mente cuando lanzó la Iniciativa Nacional de Exportación todavía tiene mucho camino por recorrer.

Temas relacionados