Publicidad
Economía 9 Dic 2012 - 11:00 pm

La aviación, pieza clave para el desarrollo

Cien años para dejar volar la imaginación

La aviación comercial colombiana es pionera en la industria mundial.

Por: Jairo Chacón González
  • 20Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/cien-anos-dejar-volar-imaginacion-articulo-391541
    http://tinyurl.com/b64lxqp
  • 0
Scadta abrió la puerta para que se creara Avianca, la segunda aerolínea comercial más antigua del mundo. / Editorial Norma

Los 8,5 millones de aviones que surcan los cielos del mundo demuestran con creces que los 100 años que cumple la aviación no han sido ajenos a nuestra imaginación.

Hoy tenemos la segunda aerolínea comercial más antigua del mundo, un símbolo que no sólo representa prestigio, sino una pieza estratégica para Colombia en la región y un negocio de alto vuelo que cada día crece y se expande.

Colombia no fue ajeno al nacimiento de la aviación mundial. Unos pocos años después de que surcaran los cielos de Europa y Estados Unidos los primeros aviones, nuestro país fue testigo activo de este proceso que mantiene a Colombia en un lugar especial en la aviación.

Gracias a la visión del empresario antioqueño Guillermo Echavarría Misas, quien había recibido un catálogo de la fábrica francesa de aviones Farman, convenció a su padre, Alejandro Echavarría, de que el avión era una poderosa herramienta para acortar distancias y generar recursos.

En septiembre de 1919 convocó a un grupo de amigos que compartían el amor por los aviones y dieron rienda suelta a una aventura que duraría sólo tres años. Se trató de la Compañía Colombiana de Navegación Aérea (CCNA), empresa que despegó con cuatro aeronaves Farman, con capacidad para cuatro pasajeros, que para expertos fue uno de los errores que la llevó a su desaparición, por estar a la intemperie.

Unos meses más tarde, en Barranquilla, el 5 de diciembre de 1919 arrancó un nuevo sueño. De la mano alemana de Werner Kammerer y acolitado por Albert Tietjen, Stuart Hosie, Ernesto Cortissoz, Jacobo Correa y Aristides Noguera, se constituyó la Sociedad Colombo-Alemana de Transporte Aéreo (Scadta), que empezó operaciones 10 meses más tarde.

De acuerdo con expertos del sector, uno de los factores que más benefició a la naciente compañía fue la terminación de la Primera Guerra Mundial, lo que les abrió las puertas a pilotos con experiencia para venir a Colombia y ayudar a consolidar la operación de la aerolínea con la expansión acelerada de rutas y el crecimiento de viajeros.

El surgimiento de la compañía colombo-alemana alarmó a Estados Unidos, por considerar peligroso que una aerolínea con influencia alemana volara tan cerca del Canal de Panamá, por esta razón incidió para sacar a los alemanes a través de la nacionalización de las acciones , esto permitió que se Scadta con la compañía Servicio Aéreo Colombiano (Saco), lo cual abrió la puerta para la creación de Avianca.

Pese a que era una compañía con la mayor tajada del mercado, recibió golpes de nuevos competidores que fueron apareciendo en el camino y que en la primera década del siglo XXI llevaron a acudir a la Corte de Nueva York al declararse en bancarrota, de donde salió fortalecida muy rápido de las manos de Germán Efromovich.

En 1962 el gobierno del presidente Alberto Lleras Camargo le dio vida a la estatal Satena, con miras a atender el mercado de lo que mal se llamó Territorios Nacionales y competirle a Intercontinental de Aviación, fundada dos años antes y desaparecida en la década de 2000, y a Aerocóndor, que incursionó en el negocio aeronáutico en 1955, pero que también dejó de volar hace unos años.

Así como florecieron Aces, AeroRepública, WestCarribbean y Aires, que tuvieron su época de gloria, unas salieron del mercado unas porque fueron adquiridas por otras compañías porque debido a problemas financieros tuvieron que quedarse en tierra viendo volar nuevos proyectos como Alianza Summa.

Esta iniciativa partió luego de que Efromovich comprara Avianca y una parte de Aces a la Federación Colombiana de Cafeteros y que terminaría en la liquidación de Aces y el cambio de la razón social de Avianca, que hoy se conoce como Aerolíneas del Continente Americano, estrategia con la cual hizo alianza con la centroamericana Taca, pero por conveniencia del negocio desde hace algunos meses se llama Avianca.

La recuperación de Colombia, de pasar de ser un Estado fallido a uno viable con mucho potencial, disparó el movimiento de pasajeros, gracias a la confianza de inversionistas, lo que permitió la llegada de nuevos actores en el mercado como la chilena LAN, que a través de la compra de Aires mordió la torta creciente de pasajeros nacionales. Ya en la década de 2000 la panameña Copa y la estadounidense Continental se habían hecho a la exitosa operación de AeroRepública, que en la época de crisis fundara Alfonso Ávila, quien años más tarde creara la aerolínea de alta eficacia, Easyfly, que incursionó en el mercado con precios bajos.

Esta apuesta le permitió a Aires ofrecer tiquetes a un peso (sin impuestos), conviertiéndose en una opción para que muchas personas que nunca habían volado lo hicieran. Esto sirvió para que Ryanair ( de Irlanda) pusiera sus ojos en este mercado y creará Viva Colombia, la primera aerolínea de bajo costo.

Hoy el movimiento de pasajeros en Colombia cerrará este año con cerca de los 22 millones de viajeros, lo que convierte a Bogotá en el segundo aeropuerto de Suramérica, después de Guarulhos en São Paulo, y el primero en carga.

Estos pasos positivos obligaron al Gobierno a recomponer los procesos licitatorios para modernizar los aeropuertos y prepararse para la atención de los tratados de libre comercio que se vinieron en avalancha. En octubre se dio al servicio la terminal internacional del aeropuerto Eldorado de Bogotá, con lo que entró a las grandes ligas de los aeropuertos modernos en el mundo.

Cien años en cifras

240 aviones necesitará Colombia en los próximos 20 años, de acuerdo con Airbus.

30 mil millones de dólares costará la demanda de aeronaves prevista por Colombia.

2.100 aviones requerirá América Latina en 2031 y su costo será de US$242 mil millones.

4,7% crecerá el tráfico de pasajeros promedio anual en el mundo en los próximos 20 años.

3.000 aviones serán de carga, lo que significa que se duplicará la capacidad en los próximos 20 años.

  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Ataque de milicianos chiitas dejó 70 muertos en Irak
  • Proponen militarizar Isla Salamanca para evitar quemas

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio