Publicidad
Economía 15 Ene 2013 - 10:54 pm

China, el bocado más apetecido para la industria automotriz

Comenzó la carrera por las ventas de 2013

General Motors intentará reconquistar el primer lugar en ventas que perdió a manos de la japonesa Toyota.

Por: David Mayorga
  • 18Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/comenzo-carrera-ventas-de-2013-articulo-396756
    http://tinyurl.com/lnzne5o
  • 0
insertar
Toyota vendió 9,7 millones de unidades el año pasado, convirtiéndose en el fabricante con las mayores ventas. Así recobró el título perdido en 2011. / Archivo

Un solo de guitarra eléctrica fue el preámbulo perfecto, el deseado, para reescribir los pasos dorados de una leyenda. Las notas musicales en medio de la oscuridad tenían como misión crear la atmósfera perfecta con la que General Motors (GM), el principal fabricante de automóviles en Estados Unidos, le mostrara al mundo la séptima generación del Corvette, el auto que ayudó a definir el sueño americano. Entonces llegó el último acorde. Las luces se encendieron y ante los ojos del mundo, en el auditorio principal del Complejo Industrial Rusell, en pleno Detroit, se desveló el Stingray modelo 2014 color rojo encendido, la máquina que representa el renacimiento industrial de la compañía.

“Es el primer vehículo diseñado por completo y producido por la después de la bancarrota”, dijo Mark Reuss, presidente de GM Norteamérica, a los medios en la ceremonia de lanzamiento. Esta máquina de 450 caballos de fuerza, que en tan solo cuatro segundos puede pasar de cero a 96 kilómetros por hora, gasta menos combustible, tiene hasta siete velocidades y un precio levemente inferior a los US$50.000, era la llamada a retomar el nombre que por 60 años ha brillado con luz propia en el mundo. Nada más y nada menos que en Detroit, la cuna automotriz de Estados Unidos, que tras el descalabro financiero de 2008 muestra su mejor cara.

Fueron la atmósfera y el lugar perfectos, pero no el momento adecuado. Unas horas después, en una sala contigua, la japonesa Toyota desvelaba al mundo su nuevo concepto Furia (más veloz y moderno) en su modelo Corolla, con el cual intenta conquistar a los consumidores jóvenes en el mercado estadounidense. Se trató de un evento que ningún experto ni analista de la industria quiso perderse. Con él la compañía estrenó su corona como el principal vendedor de autos del mundo en 2012 con 9,7 millones de unidades (sus ventas crecieron 26% frente a los resultados del año anterior).

Se trata de un logro lleno de honor. La japonesa recuperaba así el título perdido en 2011 por el repunte de GM y la caída en su producción tras el cierre de fábricas en Japón (tras el terremoto y posterior tsunami de marzo de 2010) y Tailandia (debido a las inundaciones en el país). Sin embargo, en 2012 la compañía cambió su enfoque diversificando su portafolio, una movida con la cual hizo que el 40% de sus resultados provinieran de 19 modelos distintos. También fue vital su estrategia de ventas al por menos en el mercado estadounidense, un segmento en el que sus ventas crecieron 27%. En este país vendió un total de 2 millones de unidades gracias al Corolla compacto, y al Avallon y al Camry, convirtiéndose en la segunda compañía en ventas con una participación de 14,4%.

En la otra orilla, la de Detroir, GM fue destronada. Sus ventas mundiales fueron de 9,29 millones de unidades y tuvieron un leve crecimiento anual de 2,9% producto, principalmente, del débil comportamiento de los mercados europeos debido a la crisis fiscal que afecta a la Eurozona. Aunque los directivos de la automotora estadounidense le restaron importancia a su caída del primer lugar mundial de ventas, en el fondo representó un duro golpe a su orgullo.

Porque hubo un momento en el que, al hablar de ventas de carros, había que referirse a GM. La compañía mantuvo la corona por alrededor de 70 años, cediéndola a Toyota únicamente en 2008, después de que la crisis financiera que estalló en Wall Street dejara al descubierto sus débiles finanzas y tuviera que pedir la ayuda de la Casa Blanca para someterse a un proyecto de restructuración que terminó en 2009 con la apuesta por carros con menos consumo de combustible y pensados para la clase media. En 2011 recuperó su título, pero la dicha tan sólo duró un año.

“Lanzamos siete nuevos modelos en Brasil y Suramérica, donde tenemos una fuerte presencia, este año. También tuvimos un buen balance en Norteamérica. Esperamos que los nuevos productos que lanzaremos nos permitan conseguir un aumento porcentual en nuestros números”, dijo Dan Akerson, presidente de GM, al tiempo que desmintió que tenga planes de vender a Opel, su división en el mercado europeo. Sería una jugada arriesgada, teniendo en cuenta que el tercer mundial en el ranking mundial de ventas se lo llevó la alemana Volkswagen, que proyecta convertirse en el número uno para 2018 (el año pasado vendió 9,07 millones de unidades y obtuvo un crecimiento de 11% en su facturación). Es una señal de que el mercado podría ser muy diferente en 2013.

Por lo pronto, los grandes jugadores de la industria miran al oriente. Según la Asociación China de Fabricantes Automotrices, la expansión de la urbanización y un mejor crecimiento económico dispararán las ventas de autos particulares y buses hasta los 20,65 millones de unidades este año, una cifra que puede conquistarse con una estrategia sólida y un funcionamiento coordinado de las líneas de producción.

Y tampoco sería bueno perder de vista al mercado estadounidense. Esto lo tiene muy presente GM, que este año tiene en su baraja nuevos lanzamientos para vehículos pickup previendo un repunte en la industria y autos de lujo más pequeños (todos esperan su nueva apuesta para el modelo Cadillac). Es más, la compañía planea renovar el 70% de modelos en el mercado para 2014.

Pero en la lucha a corto plazo, el Corvette jugará un rol principal. “El gran reto es encontrar nuevos compradores, y no solo para los modelos actuales sino para los que lanzarán en los próximos 10 años”, le dijo Eric Gustafson, editor de la publicación especializada Corvette Magazine, a la cadena de radio independiente NPR. Si lo logra, tal vez GM podría volver a vivir los días dorados de aquella época en la que su reinado estaba más que asegurado.
 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 1
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio