Consumo de países emergentes aliviaría caída en precio del café

El precio del café está llegando a niveles de 2009, pagando 1,17 dólares por la libra de café.

La Organización Internacional del Café (OIC) confió en que el crecimiento del consumo por parte de los países emergentes ayudará a controlar la caída de los precios que atraviesa el sector cafetero en estos momentos.

Así lo aseguró el colombiano Mauricio Galindo, director de Operaciones de la OIC, durante la rueda de prensa al término de la reunión que tuvo lugar esta semana en la ciudad brasileña de Belo Horizonte con motivo de la celebración de los 50 años del organismo.

"De acuerdo con las proyecciones de balance entre oferta y demanda, a medida en que la demanda crezca, veremos un comportamiento más positivo de los precios", precisó Galindo.

Para reducir la presión sobre los precios, el director ejecutivo de la OIC, el brasileño Robério Oliveira Silva, también defendió la necesidad de que los países lleven a cabo medidas para ordenar la oferta del café.

"Tenemos que mantener el orden del flujo de la cosecha", subrayó Oliveira Silva tras ser preguntado por la decisión del Gobierno brasileño de garantizar el almacenamiento de parte de la producción, y precisó que otros países deberían adoptar medidas similares.

Según Galindo, el precio del café está llegando a niveles de 2009, pagando 1,17 dólares por la libra de café (cada libra pesa 0,45 kilogramos).

"Un agravante a la caída del precio en el mercado internacional es el aumento de los costes de producción", resaltó.

Durante la reunión, la OIC se comprometió a desarrollar la "Declaración de Belo Horizonte", un documento aprobado hoy por el organismo y en el que los más de setenta países miembros secundan las líneas de actuación establecidas y se comprometen con la organización para mejorar su "transparencia".

"La carta refleja el sentimiento de países productores y consumidores y reconoce que la OIC tienen un papel en el mercado del café y que tenemos que estar atentos para no dejar que los precios caigan más de lo que ya han caído", explicó Oliveira Silva.

En la declaración, los miembros de la organización se comprometen a fortalecer el papel de la OIC en la búsqueda de fuentes alternativas de financiación.

Según el máximo representante del organismo, dicha financiación necesaria para muchos productores para controlar la roya puede venir del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Los Gobiernos miembros de la Organización Internacional del Café, principal organismo intergubernamental al servicio del grano, representan el 97 % de la producción mundial de café y el 80 % del consumo mundial.