Dólar bajo benefició a los comerciantes

Con una moneda por debajo de los $1.800 se dinamizó este sector económico. Pero los afectados fueron los que exportaron sus productos.

Los más beneficiados fueron los compradores colombianos. / Archivo
Los más beneficiados fueron los compradores colombianos. / Archivo

El fenómeno de la revaluación, que fue combatido por las autoridades monetarias y por el Gobierno Nacional a lo largo de 2012, llevó al dólar a cerrar el año por debajo de los $1.800, cifra que benefició las importaciones de los comerciantes colombianos, que llegaron al término de 2012 a los US$60.000 millones.

Sin embargo, el panorama no fue el mismo para los exportadores nacionales que tuvieron que observar la manera en la que sus utilidades se mermaban por el valor del dólar, alcanzando al término de 2012 los US$70.000 millones.

Así lo explicó el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Guillermo Botero, quien destacó que la tendencia del dólar en el último mes de 2012 fue importante para el gremio, teniendo en cuenta que benefició las importaciones del sector y que estos estimativos se terminarán de consolidar una vez se tengan todas las cifras referentes al mes de diciembre.

“Es importante destacar que mi apreciación es cuantitativa, en general el comercio se favorece, ya que prácticamente es un sector importador y una divisa de $1.780 lo favorece; sin embargo, el daño sobre el sector exportador es incalculable y trae consecuencias terribles sobre la economía nacional. Por lo tanto, esto no se puede tomar con un criterio exclusivista y la revaluación continúa haciendo un daño inmenso a la generación de empleo del sector exportador”, explicó.

Pese a la influencia positiva que causó el precio del dólar sobre las importaciones del comercio, el presidente de Fenalco aseguró que infortunadamente no esperan que las cifras del sector en ventas sean muy positivas, teniendo en cuenta que durante diciembre los empresarios se confiaron mucho durante los días 21 a 24 y, finalmente, el comportamiento de los consumidores fue conservador.

El presidente del gremio de los comerciantes explicó que pese a lo anterior, lo que más le preocupa en este momento es la implementación de la reforma tributaria y la aplicación de ciertas normas al sector empleador, como los recursos destinados al Sena, que tienen gran relación con el sector, y los reportes que tienen que hacer regularmente los industriales a la DIAN cada vez que se contrate o se despida a un empleado.