El Gobierno español cobrará a la banca un interés superior al de Europa

Bankia ya había recibido un préstamo del FROB por importe de 4.700 millones en 2010, y el no pago abrió la puerta a la nacionalización.

El Gobierno español cobrará a los bancos necesitados de ayudas un tipo de interés superior al que le exige Europa, con el fin de que el coste de la línea de crédito concedida para sanear el sector financiero no afecte a las cuentas del Estado.

Fuentes del Ejecutivo explicaron hoy que Europa prestará a España el dinero "con mejores tipos y mejores plazos" que los que se impondrá a los bancos que se acojan a la recapitalización.

Esta idea explicaría por qué el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo hoy que la línea de crédito "no afectará al déficit público", después de que ayer su ministro de Economía, Luis de Guindos, explicara que los intereses que abone el Estado sí computarán como gasto a efectos de déficit.

El Eurogrupo acordó este sábado poner a disposición del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), de titularidad pública, hasta 100.000 millones de euros para que pueda inyectar fondos en forma de capital en los bancos que lo necesiten.

El último real decreto de reforma del sistema financiero español, aprobado a principios de mayo, contemplaba dos vías para que el FROB inyectara capital en la banca, mediante la compra de acciones, que no tiene coste para las entidades, o mediante la compra de títulos convertibles, que sí lo tiene.

Estos últimos son concretamente bonos contingentes convertibles ('CoCos' en el argot financiero), una especie de préstamos que las entidades deberán devolver al FROB en cinco años y por el que tendrán que pagar un interés cercano al 10 por ciento, explicó De Guindos cuando se aprobó la reforma el mes pasado.

Estos títulos computan como capital de máxima calidad para los bancos que los emiten, pese a su alto coste.

Sin embargo, esta última vía se había descartado, por ejemplo, en el caso de Bankia, la entidad más necesitada, y a la que se iban a conceder 19.000 millones de euros mediante una ampliación de capital, sin coste para la entidad.

De hecho, Bankia ya había recibido un préstamo del FROB por importe de 4.700 millones en 2010, cuyo impago abrió la puerta a la nacionalización.

Ahora, a la luz de la determinación del Gobierno español por cobrar a los bancos por la ayuda recibida, podría reactivar esta vía de actuación del FROB, no solo para Bankia, sino también para otras entidades Catalunya Caixa, NovaGalicia, y el Banco de Valencia.

"Europa prestará al FROB a un tipo de interés, y el FROB prestará a la banca a otro interés.