Publicidad
Economía 17 Jun 2013 - 10:00 pm

América Latina requiere inversiones anuales de US$400.000 millones

El mejor cliente multilateral

El avance económico que vive la región se ha convertido en la mejor excusa para que los bancos locales e internacionales aprueben recursos para financiar obras de infraestructura.

Por: David Mayorga
  • 15Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/el-mejor-cliente-multilateral-articulo-428424
    http://tinyurl.com/n4rn35b
  • 0
América Latina invierte hoy el 3% del PIB en construir carreteras, puertos y aeropuertos. / Archivo

Treinta años atrás, América Latina era uno de los terrenos menos propicios para hacer negocios. Países como Perú y Argentina afrontaban hiperinflaciones de niveles superiores al 500% que los obligaron a revaluar en diversas ocasiones sus monedas, la pobreza se extendió por todos los países de la mano de dictaduras, guerras civiles y conflictos internos, y las recetas económicas de la banca multilateral recomendaban la privatización de los bienes públicos.

Una imagen que luce muy distante hoy, en una región cuyo crecimiento promedio es de 4%, en la cual la inversión extranjera promedio para 2012 superó los US$12.000 millones y las multinacionales miran con interés la entrada de millones de personas cada año a la clase media. “Hace 25 años no había ningún país con la calificación de grado de inversión de las agencias principales. Hoy la tienen seis o siete”, resume Enrique García, presidente del Banco Latinoamericano de Desarrollo, institución que, entonces, se llamaba Corporación Andina de Fomento (CAF) y era uno de los actores estratégicos para financiar una región convulsa.

A pesar del avance de estos indicadores, hay una necesidad que se ha mantenido con mensaje de urgencia: la financiación de obras públicas que permitan que este desarrollo, logrado en los últimos ocho años gracias al alza mundial de las materias primas, sea sostenible en el tiempo y permita que sus beneficios se extiendan a la mayoría de la población.

Se estima que hoy en día los ahorros de la región (de sus gobiernos, empresas y familias) suman el 20% del PIB común, pero es necesario invertir el 28% en obras de infraestructura, saneamiento básico, desarrollo industrial e innovación, entre otros. Esa cifra, que equivale a alrededor de US$400.000 millones al año, se ha convertido en una gran oportunidad de generar negocios para la banca multilateral.

Más allá de los conocidos aportes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) o el mismo CAF, la coyuntura ha permitido que actores emergentes y locales demuestren su músculo financiero. Uno de ellos es el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, BNDES, radicado en Brasilia, que aumentó sus desembolsos entre 2001 y 2010 en 1.082% para financiar obras desde Bolivia, pasando por Cuba y República Dominicana, hasta Angola.

Algo curioso es que, a diferencia de una competencia, los actores ven esta conjunción de intereses como una motivación. “Las necesidades de financiamiento de la región son muy extensas, y por eso cuantos más actores haya en este proceso de inversión y atracción de inversiones mucho mejor. Ninguna organización, ni del orden nacional ni internacional, puede atender todas las necesidades de infraestructura”, asegura Antoni Estevadeordal, gerente de Integración y Comercio del BID, que cumple una parte primordial en la articulación técnica e industrial de la Alianza del Pacífico (el bloque que buscan integrar México, Chile, Perú y Colombia) a través de la asesoría en proyectos de encadenamiento productivo.

Una de las áreas más sensibles para el desarrollo regional es la infraestructura. Los gobiernos latinoamericanos invierten cada año el 3% del PIB común en nuevas carreteras, desarrollos portuarios y aeroportuarios, pero los expertos consideran que ese propuesto debe doblarse para consolidar así el crecimiento económico.

“La bonanza debe aprovecharse para realizar avances estructurales muy importantes que nos lleven de un modelo basado en la exportación de materias primas y bienes no elaborados, a economías de ventajas competitivas donde haya mayor innovación, tecnología y valor agregado”, resume García.

 

dmayorga@elespectador.com

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Así retaron a Iván Cepeda a un duelo
  • Invitado lanza al suelo su celular en medio de entrevista al aire
  • Desde hoy, Medellín se llena de flores

Lo más compartido

  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
  • Hallan nueva especie silvestre en cerros orientales de Bogotá
  • "En mi nombre no, por favor"
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio