"Es el momento de tomar decisiones" en el sector, admite Mintransporte

El gremio de camioneros insiste en promover una parálisis del sector camionero a partir del 2 de febrero.

El ministro de Transporte Germán Cardona admitió que el Gobierno no tiene fórmulas para frenar el paro programado por los camioneros para el dos de febrero, salvo la autoridad.

No tenemos fórmulas”, para afrontar una parálisis de los camioneros, “salvo la autoridad”, ha dicho el funcionario.

El titular de la cartera de Transporte reconoció que es el momento histórico para tomar decisiones como el desmonte de la tabla de fletes y mejorar las condiciones para la chatarrización de vehículos de carga que le permitirá al sector modernizarse.

Cardona fue enfático en aclarar que la decisión que busca modernizar y mejorar el sector del transporte de carga, “no es una pelea de Germán Cardona contra los transportadores, ni del Gobierno contra los transportadores; sino que (se busca) tratar de llegar a un régimen de libertad donde se mueva la oferta y la demanda”.

El ministro de Transporte reconoció que el desmonte de la tabla de fletes, que han intentado otros gobiernos, ha sido infructuoso.

Sin embargo indicó que el escenario ha mejorado bastante desde el momento que se estableció de manera transitoria la tabla de fletes, pues en ese momento el movimiento de carga no superaba las 80 millones de toneladas, mientras que ahora se encuentra en una cifra superior a las 180 millones de toneladas lo que hace que pierda vigencia ese modelo de manejo de los fletes.

El ministro alertó sobre el daño que le está causando ese régimen de tabla de fletes al país en los escenarios internacionales. Explicó que en todos los foros mundiales siempre que califican a Colombia sale a flote la tabla de fletes, que convierte al sector del transporte de carga en poco competitivo.

“Eso no nos conviene a nosotros si queremos acuerdo con los países vecinos. De hecho Colombia es uno de los pocos países del mundo que tiene un régimen controlado de fletes”, reconoció Cardona.

Mercado local

El ministro de Transporte explicó que la tabla de fletes como la existente está afectando la canasta familiar. Porque “como está tan amarrado ese piso (de los fletes) muchas veces los productos que salen a estos centros de abastos llegan con unos fletes que podrían ser más bajos y eso puede ayudar a (abaratar) la canasta familiar”.

Pese a estos argumentos del Gobierno, los empresarios del transporte agremiados en la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC) vienen insistiendo en programar un paro para el 2 de febrero.

Funcionarios del equipo económico del Gobierno han mostrado preocupación por los efectos negativos que puede tener sobre el crecimiento de la economía una parálisis de los camioneros.

Cardona por su parte, reiteró que en la actualidad no existe un motivo para hacer un paro en un país que está saliendo de una crisis tan fuerte como la provocada por la ola invernal y segundo “cuando tenemos las puertas abiertas” al diálogo.

En eso estamos abiertos de par en par. No tenemos interés en fregarle la vida a los transportadores, pero tampoco tenemos interés en que esto siga en una situación de Statu quo eterno”.

De presentarse la parálisis del transporte de carga por carretera se estima que más de 100.000 camiones de todos los tamaños se unirían al paro.