Publicidad
Economía 15 Sep 2013 - 9:00 pm

Ultimate Fighting Championship (UFC) aterriza formalmente en el país

Gladiadores del siglo XXI

La compañía líder en las luchas marciales mixtas del mundo, que concentra público de todas las edades, después de conquistar Brasil y México, llega a Colombia para quedarse.

Por: MarcelaDíazSandoval /
  • 43Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/gladiadores-del-siglo-xxi-articulo-446569
    http://tinyurl.com/mdyfge7
  • 0
Jaime Pollack, vicepresidente sénior de UFC Networks Latinoamérica. /Gustavo Torrijos

¿Podría un golpe en el mentón con algo de boxeo ser rentable? ¿Sería más atractivo ver el choque de dos cuerpos con algo de jiu-jitsu? ¿Quizá pagaría por ver algo de defensa personal aplicando el conocido sambo? O, posiblemente, ¿viajaría hasta Las Vegas sólo para ver en un mismo escenario a dos corpulentos hombres ofreciendo algo de karate, un tanto de lucha libre, dos pegadas de judo y algo del legendario muay thai?

Pues eso, en un solo octágono, es lo que creó Ultimate Fighting Championship (UFC), la empresa de artes marciales mixtas más grande del mundo, que hace tan sólo dos meses inició su transmisión en Colombia con lo que ellos llaman un programa apto para todo público. Un escenario donde los hombres de a pie quieren parecerse a los luchadores y las mujeres asistentes quieren estar con los luchadores.

Su transmisión, que se genera desde la capital mundial del entretenimiento, llega a 145 países de todos los continentes. 33 millones de seguidores en México, 150 millones en Brasil y un sinnúmero de fans en América Latina y el mundo entero, hablan del éxito que este negocio ha tenido desde 1993. Y es que un evento de UFC, como si se tratara de un concierto, reúne a artistas y famosos de Hollywood, empresarios, prensa global y cientos, cientos de deportistas en un espacio lleno de luces, cámaras, aplausos y gritos.

En cuentas simples, a un escenario construido provisionalmente en uno de los magnos hoteles de Las Vegas pueden entrar unas 3 mil personas, pagando cada una de ellas hasta US$250. A eso se suman los consumos de los asistentes, las apuestas formales e informales, las ventas de camisetas, gorras, recordatorios y, claro, por supuesto, la transmisión por televisión e internet. La danza de los millones.

En Las Vegas, Estados Unidos, se mueven con rapidez un grupo de 450 combatientes, quienes conforman la nómina de la compañía. Luchan en promedio tres veces al año y entrenan todos los días de 6 a 8 horas, excepto cuando se aproxima la pelea, pues entran en una preparación de aproximadamente 8 semanas. Son grandes, como los gladiadores de la antigua Roma, rudos y fuertes. Impacientes antes de entrar a pisar la lona, porque tienen claro que lo que viene son golpes de hierro.

Las bestias, como ellos mismos se hacen llamar, tienen cuerpos adornados de tatuajes, visten poca ropa, una pantaloneta para ser específicos, que lleva la marca de la compañía que los patrocina. Saben el riesgo que corren cada vez que suben a la lona, pero salir golpeados es lo que menos les preocupa. Reciben unos ingresos de US$16.000 por pelea, y es lo mínimo que pueden ganar. Dependiendo de su desempeño la suma supera los miles e incluso llega a los millones de dólares.

Después de conquistar el mercado de Brasil y México en América Latina, el líder de las luchas marciales mixtas decidió reunir a sus directivos para planear la próxima plaza de expansión. Los análisis y estudios arrojaron cifras que en sincronía les mostraron el destino: Colombia. Fue así como a finales de junio alistaron maletas, empacaron guantes, pantalonetas y cinturones para hacerles la propuesta a los medios de televisión colombianos. Un apretón de manos bastó para que desde el 20 de julio el Canal Caracol esté transmitiendo las peleas más importantes de UFC. Pero ahora viene el segundo asalto.

La multitud que asiste a los encuentros son en su mayoría jóvenes, mujeres de entre 18 y 27 años y hombres de entre 14 y 24. Difiere un tanto de la lucha libre básica, donde los años se notaban y las canas hacían de las suyas. La edad, entonces, indica que parte de su público es adolescente. Para unos es motivo de preocupación. Para UFC es una gran oportunidad, pues van a implementar publicidad por medio de los grandes luchadores donde se lleven mensajes en pro de la sociedad, como el no al matoneo. La torta de asistentes está repartida en un 70% para hombres y en un 30% para mujeres. Todos dispuestos a pagar, en promedio, US$250, unos $484.000 por evento.

Jaime Pollack, vicepresidente sénior de UFC Networks Latinoamérica, no llega a los 50 años, parece un luchador. Su experiencia en el deporte de la lucha le permite hablar con propiedad del tema. Ojos claros, alto, imponente y seguro de cada palabra con la que describe el negocio. Llegó a Colombia a hacer el anuncio oficial del aterrizaje de UFC y de los planes de la marca en el país.

Pero el trabajo no lo hará solo, restaurantes, cadenas deportivas y almacenes de productos escolares están en la mira de este gigante que viene de Las Vegas a hacer de Colombia otro de sus mercados potenciales. Otro ring para el Ultimate Fighting Championship.

mdiaz@elespectador.com

@marcediaz20

  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Nacional venció a La Guaira y avanzó en la Sudamericana
  • Canacol Energy realiza importante hallazgo de gas en Magdalena Medio
  • Álvaro Uribe debe abandonar su actual vivienda en el norte de Bogotá

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio