Publicidad
Economía 10 Mar 2013 - 9:10 pm

China posee las reservas potenciales más grandes con 1.275 trillones de pies cúbicos

Hidrocarburos en esquistos

Colombia posee reservas potenciales de 19 Tcf, una cifra no tan modesta al compararla hoy con sus reservas convencionales de gas natural que alcanza los 6 Tcf.

Por: Luis Giusti / Especial para El Espectador
  • 57Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/hidrocarburos-esquistos-articulo-409490
    http://tinyurl.com/mo3ynym
  • 0
insertar
Los desarrollos más importantes en la explotación de Shale Gas o gas de esquistos, se dan en Barnett y de Eagle Ford en Texas (Estados Unidos). / 123rf

La revolución del gas y el petróleo contenidos en esquistos ha convertido a Estados Unidos en el productor de hidrocarburos de más rápido crecimiento en el mundo. Los desarrollos más importantes han sido la explotación de gas en los esquistos de Barnett y de Eagle Ford en Texas, y la explotación de petróleo en los esquistos de Bakken, en Dakota del Norte. Vale la pena señalar, que el aumento de producción ha convertido a Dakota del Norte en el segundo estado productor en USA, con 750.000 barriles por día, superando a California y solamente superado por Texas.

Pero ya esa revolución no es exclusiva de USA, y aunque ese país con su tecnología y experiencia lleva una ventaja de unos 15 años sobre todos los demás países, cada vez más se adelantan iniciativas en otras latitudes. A estas alturas resulta claro que esa revolución está teniendo y seguirá teniendo un gran impacto regional y global en diversas formas. En efecto, se ha determinado que la misma geología encontrada en Estados Unidos y que contiene esas acumulaciones, se presenta abundante a lo largo y ancho del globo terráqueo.

A mediados de 2011 se publicaron los resultados de un estudio global de la materia, adelantado por la EIA (Administración de Información de Energía) del Departamento de Energía de USA.

El estudio cubrió el análisis de cuencas en Europa, Norteamérica, Asia-Pacífico, África y Suramérica. Sus resultados indicaron la presencia de recursos de gas natural en esquistos, técnicamente recuperables, en 34 países. La lista de los principales países, en orden del tamaño de los recursos, incluye a China, USA, Argentina, México, Suráfrica, Australia, Canadá, Libia, Argelia, Brasil, Polonia y Francia. Al sumar los demás países, que tienen menores recursos de gas en esquistos en un rango de entre 4 y 64 Tcf (Trillones de pies cúbicos = Billones métricos de pies cúbicos), el total alcanza a 6.622 Tcf. A manera de referencia, es importante señalar que las reservas probadas globales de gas en acumulaciones convencionales son de 6.500 Tcf.

Tal como lo indica su posición en la lista, China posee las reservas potenciales más grandes con 1.275 Tcf. Siendo un país pobre y de bajo consumo energético per-cápita, pero con serios problemas de contaminación atmosférica, esas reservas de gas constituyen la promesa de sustituir carbón sucio, aunque muy abundante, por gas limpio, y al mismo tiempo reducir la dependencia de gas importado de Rusia. Las empresas nacionales Chinas están invirtiendo en empresas de Estados Unidos que están explotando esquistos, con el propósito de aprender las tecnologías requeridas.

La revolución está ya generando impacto en Argentina (774 Tcf), en la provincia de Neuquen, a pesar del problema entre el gobierno y Repsol por el caso de Vaca Muerta.

En Europa, aunque el gobierno francés ha impuesto una moratoria a la explotación de sus esquistos (180 Tcf), en Polonia se adelantan arreglos para iniciar la explotación de sus 187 Tcf.

Otros grandes en Latinoamérica son México con 681 Tcf y Brasil con 226 Tcf. Colombia, a pesar de poseer modestas reservas potenciales de 19 Tcf, la cifra no es tan modesta al compararla con sus reservas convencionales de gas natural de 6 Tcf. De allí la importancia de la iniciativa de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) en la Ronda 2012, de haber ofrecido áreas para exploración en esquistos. Pero la revolución también está comenzando a transformar otros sectores en Estados Unidos y otros países.

Se están produciendo cambios en los flujos de mercadeo de gas, se observa un gran salto escalonado en la quema de gas para generación de potencia, un dramático incremento en el uso de gas para transporte terrestre y marino, y una reanudación del crecimiento del consumo en los sectores de comercio y vivienda. Pero el cambio más importante es la re-industrialización de USA, basada en la disponibilidad de un combustible inmensamente más barato.

Por último, es importante mencionar que esta revolución de gas y petróleo cambiará, y ya está cambiando las líneas de suministro en el mundo entero. Reflexiones y consideraciones acerca de ese tema, son obligantes para productores-exportadores de petróleo y gas, como Venezuela, Colombia, Ecuador y México, entre otros, dadas las potenciales implicaciones para sus negocios de hidrocarburos. 

[email protected]

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 3
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio