Invías niega prórroga para terminar el túnel de La Línea

La decisión da por terminado el contrato y establece que el próximo 6 de diciembre se abrirá una licitación pública para finalizar la obra. Se espera que el Túnel esté listo el primer semestre de 2018.

El director del Instituto Nacional de Vías (Invías), Carlos García Montes, acogió las recomendaciones del comité asesor de adiciones y prórrogas de la entidad y decidió no conceder la prórroga de 75 días solicitada por el consorcio Unión Temporal Segundo Centenario, encargado de realizar las obras del túnel de La Línea.

La solicitud de prórroga de la firma liderada por el empresario Carlos Collins estaba basaba en cuatro razones que buscaban justificar el incumplimiento del plazo que se venció el pasado 30 de noviembre: retraso de pagos, paro camionero, longitudes adicionales de viaductos y mayores cantidades de riesgo geológico.

Sin embargo, para el director del Invías, los motivos expresados por la firma son insuficientes. "Han incumplido cuatro prorrogas, las condiciones de construcción son críticas y los recursos que faltan por adjudicarse son insuficientes para terminar la obra. Por eso, hemos decidido negar la solicitud y dar por terminado el contrato".  

García anunció que el próximo 6 de diciembre se abrirá una licitación pública que costará alrededor de $200.000 millones y podrá durar cerca de cuatro meses. La idea es que el nuevo contratista finalice el 12% de la obra y el túnel pueda ser inaugurado en el primer semestre de 2018.

Este se sumaría a los retrasos que ha tenido la obra desde que fue adjudicada en el 2008 para que se entregara en el 2015. Pero desde entonces, los retrasos de la obra no han permitido que se entregue un túnel que tiene como fin dinamizar el comercio colombiano.

Hasta el pasado julio se esperaba que en noviembre se entregaran las obras. Pero en una reunión entre la Contraloría, veedurías ciudadanas de Tolima y Quindío y el contratista del Túnel de la Línea, este último pidió una prórroga de 75 días para dejarla lista. Según explicó en esa ocasión, los retrasos se debieron al paro camionero que se dio entre junio y julio.