Publicidad
Economía 3 Feb 2013 - 9:57 pm

¿Una plata embolatada?

Los religiosos afectados por Interbolsa

Curas, monjas y varias comunidades figuran en la lista de reclamantes de la intervenida comisionista de bolsa. Muchos de ellos ni siquiera saben cuánto dinero habían invertido.

Por: Alberto Donadio
  • 79Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/los-religiosos-afectados-interbolsa-articulo-402705
    http://tinyurl.com/kbz2ym6
  • 0
insertar
Interbolsa fue intervenida el pasado 2 de noviembre. / Archivo

Hay padres y muchas madres en todo el país que perdieron plata en Interbolsa. También muchas hermanas e hijas. Por lo menos $10.000 millones perdieron los conventos de monjas y frailes y distintas comunidades religiosas, según las reclamaciones presentadas ante el liquidador de la comisionista, Ignacio Argüello.

Las carmelitas descalzas de Popayán perdieron $165 millones. Están en repos de Fabricato que les constituyeron el 31 de octubre, dos días antes de la intervención. “Parece que hubiera sido a sabiendas” que Interbolsa tomó el dinero de las carmelitas para los repos, dijo una hermana del convento. “Eso fue sorpresivo”. El dinero de las hermanas estuvo antes durante cinco años en bonos del Acueducto de Bogotá. Los repos son préstamos con garantía de acciones.

El dinero que no pueden retirar las hermanas de La Presentación en Bucaramanga es mucho mayor. Más de $3.100 millones se les quedaron en Interbolsa a la Comunidad de Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen, Provincia de Bucaramanga. Además, reclaman US$201.000, que podrían estar invertidos en el fondo Premium de Curazao o en los títulos TEC de Luxemburgo.

La comunidad dirige el Colegio de La Presentación de Bucaramanga. Además regenta otros 11 colegios en Santander, Norte de Santander y en la ciudad de Santa Marta. La hermana ecónoma y la contadora, Luz Marina Suárez, dijeron que no darían detalles de las inversiones pues “la información es confidencial”.

Las 1.529 personas e instituciones que reclamaron ante el liquidador son los clientes cuyo capital está en repos de Fabricato, de Interbolsa, en Premium y en otras inversiones no líquidas o sin valor. En cambio, quienes tenían acciones o bonos en cuentas de Interbolsa pidieron el traslado a otras firmas comisionistas y recuperaron el capital.

La comunidad religiosa Hijas de Jesús, que dirige el Colegio Reina de la Paz de Floridablanca (Santander), reclamó $2.784 millones. En Cali, la congregación Hijas de la Caridad San Vicente de Paúl presentó una reclamación por $494 millones. La hermana encargada está fuera del país y no fue posible conocer el motivo de la reclamación.

En cambio, una hermana de La Presentación de Cali dijo cuando se le mencionó la reclamación de $257 millones presentada por la comunidad: “Ese valor pasó por ahí hace rato”. La Presentación de Cali también tenía dinero en carteras colectivas y en Premium, indicó.

El Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), con sede en Bogotá, reclamó $1.178 millones. El vicepresidente del organismo es monseñor Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá.

Los padres dominicos de Bucaramanga, cuya universidad, la Santo Tomás, no puede recuperar más de $19.000 millones entregados a Interbolsa, reclamaron adicionalmente $1.249 millones pertenecientes a la casa donde residen, el Convento Cristo Rey de Piedecuesta.

Hay comunidades que presentaron reclamaciones por valor indeterminado, pues no se conoce el monto preciso de la pérdida, como fue el caso de las dominicas de Santa Catalina de Siena, que tienen a su cargo la Clínica Nueva en Bogotá. Igual sucedió con las hermanas terciarias capuchinas de Medellín. Estas dos comunidades no eran clientes de Interbolsa sino de otra comisionista, Asesores en Valores, pero la contraparte en los negocios de repos era Interbolsa, que incumplió. Por su cuenta, Asesores en Valores presentó una reclamación por $18.609 millones, suma que insiste en recuperar tras la quiebra de Interbolsa.

Asesores en Valores envió una carta a sus clientes que habían facilitado dinero para repos con Interbolsa, donde les ofreció “acompañamiento legal” para “obtener la mejor satisfacción de sus derechos”. Pero no honró la obligación que incumplió Interbolsa. La carta estaba firmada por Juan Felipe Zuluaga Díez, gerente comercial.

Para dar apoyo jurídico a los clientes, Asesores en Valores contrató al exsuperintendente de Valores Luis Fernando López Roca, que también fue contratado por Mauricio Infante, presidente de Interbolsa SAI, para asesorar la cartera Credit.

La cifra que perdieron padres y madres en Interbolsa es mayor a la que aparece en las reclamaciones ante el liquidador, pues varias comunidades tenían además inversiones en títulos TEC de Luxemburgo. Pero no existe una lista completa de los damnificados por esos títulos, con los cuales Interbolsa recaudó US$50 millones entre sus clientes.

* Si tiene información o comentarios escriba a [email protected].

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 77
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio