Loto preimpreso para competirle al Baloto

Con este juego y una lotería instantánea los entes territoriales esperan tener el 50% de los ingresos.

Las loterías buscan competirle  al Baloto, que cada vez tiene más compradores.  / David Campuzano
Las loterías buscan competirle al Baloto, que cada vez tiene más compradores. / David Campuzano

Las 14 loterías que operan en el país enfilan sus baterías para competirle de frente al Baloto y tratar de quitarle una tajada del mercado de este juego, que el año pasado facturó $360.000 millones y que sin duda redujo los ingresos a los departamentos.

Se trata de una ofensiva para crear dos productos. El primero es un loto preimpreso de cinco números por boleto (el Baloto operado por Gtech tiene seis) y con menos números en juego, es decir, del 1 al 36 (mientras que el Baloto va del 1 al 46), que aún está por definir. El otro juego es una lotería instantánea que le permite al comprador saber si gana el premio luego de raspar el boleto.

Lubier Calle Rendón, presidente de la Lotería de Medellín, que es la que más se vende en el país, lidera este proceso ante el Gobierno para tratar de modificar el decreto 2975 de 2004 de modo que les permita ofrecer premios más atractivos y acumularlos, como lo hace Baloto.

Calle señala que se tienen proyectadas inversiones de $3.500 millones para el baloto preimpreso y de $10.000 millones para la lotería instantánea, montos que aportarían las 14 loterías.

“Nos sentimos con las manos atadas porque no pueden evolucionar al ritmo que quisieran para ganar mayor competitividad e innovar en sus procesos, lo que las pone en desventaja con otros juegos de suerte y azar como Baloto”, señaló Calle.

El funcionario considera que Baloto es competencia, pero advirtió que permitirle a Gtech operar un juego adicional al Baloto, La Revancha, con el cual el jugador tiene una opción adicional para ganar pagando un poco más, es un error porque rompe con las normas establecidas, pues se trata de un juego distinto.

El año pasado las loterías facturaron $434.000 millones, de los cuales $130.000 millones fueron destinados a la salud, pero este año los ingresos se reducirán. “La idea es que el 50% de los ingresos de las loterías en 2015 provengan de estos nuevos productos, que permitirán incluir nuevas plataformas tecnológicas que mejoren la competitividad del sector”, agregó Calle.