Maduro lanza estrategia para estabilizar economía de Venezuela

Instaló el denominado "órgano superior para la defensa de la economía popular" de Venezuela.

AFP

El presidente Nicolás Maduro lanzó este viernes una estrategia para estabilizar la economía de Venezuela, golpeada por la inflación y el desabastecimiento, ante lo que calificó de "sabotaje" de la oposición para desencadenar un "colapso".

Acompañado de sus principales ministros ligados a la gestión económica y al sector alimenticio, Maduro instaló el denominado "órgano superior para la defensa de la economía popular" de Venezuela, compuesto por "el gobierno revolucionario, las Fuerzas Armadas y el pueblo organizado".

"Queda conformado este equipo (...) y vamos a ir ajustando tornillos, tuercas, todo lo que haya que ajustar. El objetivo es desarrollar todas las iniciativas para completar el ciclo de estabilización de la economía y derrotar a todos los actores que están dañando a la economía en todos sus niveles", dijo el presidente en un acto en el Palacio de Miraflores, transmitido por televisión oficial y sin acceso a prensa.

El presidente ya había anunciado la creación de este órgano la tarde del jueves, y este viernes dio varios detalles, entre ellos que se investigará todo el proceso de producción e importación de las empresas del país, se convocará al tejido empresarial para que se garantice el transporte de "los bienes" a todo los rincones del país y se vigilará muy de cerca todo lo relativo a la comercialización.

"Vamos porque de repente algunos se quejan de no llegan los dólares, vamos a ver si es verdad. Vamos a ver, no solo para diagnosticar sino para resolver", agregó.

Se esperaba que en su puesta en marcha se anunciaran medidas concretas en materia de disposición de divisas en un país con un férreo control cambiario y una alta dependencia de las importaciones.

"Esperábamos un anuncio relevante enfocado al sistema cambiario. (Maduro) dijo hace unos días que venía, pero hoy no lo tocó. Esto fue más un anuncio político que económico", comentó a la AFP vía telefónica el analista Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis.

El gobierno confirmó estos días que analiza un nuevo mecanismo para la adquisición de dólares que complemente a los dos existentes, denonimados Cadivi y Sicad.

El presidente también se refirió a un "ataque tremendo contra la moneda" desde finales de 2012, pero aseguró que el gobierno cuenta con "las divisas para el funcionamiento de la economía hasta el 31 de diciembre de 2013" y que se trabaja en un punto de equilibrio para años siguientes, pero sin dar más detalles.

Distintas empresas privadas han atribuido su baja en la productividad a complicaciones para acceder a divisas a precio oficial de 6,30 bolívares por dólar (contra un mercado paralelo que sextuplica esta tasa) necesarias para adquirir insumos, maquinaria y refacciones.

Pero en su discurso Maduro denunció que el gobierno venezolano, de corte socialista, enfrenta un "sabotaje" económico de grupos opositores que actuarían desde Estados Unidos y que apunta sobre todo al ramo de alimentos, mediante el ocultamiento de productos o la baja de producción en la empresa privada.

"El presidente no debe buscar golpistas económicos fuera de su gabinete, sino dentro de él, en quienes promueven los controles e intervenciones", aseguró León.

Para el analista, la inestabilidad en los redes de abasto de alimentos responde a factores como la poca disponibilidad de divisas, el control de precios de numerosos alimentos y productos, y el temor de empresarios a ser expropiados o sancionados.

Los venezolanos han enfrentado desde hace años escasez cíclica de alimentos como café, harina, azúcar y aceite o de productos de higiene como papel sanitario, mientras que algunos hospitales denuncian la falta de insumos.

El país sudamericano registra una inflación acumulada en 2013 de 32,9%, la más alta de América Latina. Además, el gobierno aspira un crecimiento de la economía del 6% en el año, pero la expansión del primer semestre alcanzó apenas el 1,6%.