“No se podía pactar un acuerdo insostenible”: Ministro de Transporte sobre paro camionero

Jorge Eduardo Rojas, jefe de la cartera y quien estuvo a la cabeza de la negociación, habla del acuerdo que le dio fin a 45 días de paro. Dice que lo acordado evitará una nueva protesta el próximo año.

A menos de una semana de firmado el acuerdo con los camioneros que paralizaron el país durante más de 45 días, Jorge Eduardo Rojas, ministro de Transporte, destaca los puntos gruesos de un pacto que considera estructural.

Se mantuvo el modelo de libertad vigilada, en el que los actores de la cadena de transporte pactan precios de acuerdo a tarifas de referencia que podrán ser intervenidas por el Gobierno cuando haya distorsión en el mercado. Para el ministro este punto es fundamental porque evitó un incremento desmedido en los costos del transporte (que hubiese sido de cerca del 30 %) y, en consecuencia, un incremento de los precios de los productos de la canasta familiar, proporcional al peso de la carga.

El segundo punto es la renovación del parque automotor a través del modelo uno a uno, cuyo tiempo de ejecución está atado a la finalización de los recursos ($830'000.000), es decir, unos dos o tres años. Asimismo, se pactó la mejora de las condiciones laborales de los conductores con el fin de que estos queden cobijados bajo la legislación laboral vigente, como contratos no verbales y salarios justos. (Lea: El abece de lo que firmó el Gobierno con los camioneros)

Finalmente se acordaron propuestas que el Gobierno venía promoviendo ¿los camioneros quedaron contentos?

El que tiene que estar contento es el país. No subió el costo de vida, hay una libertad vigilada para la regulación económica de los fletes y hay fecha límite para el esquema uno a uno, a través de un proceso que será transparente. Todo se traduce en competitividad.

Muchos pequeños propietarios no se sentían representados por quienes estaban sentados en la mesa…

Ahí se hizo un trabajo interesante. Una semana antes iniciamos un trabajo importante con otros representantes del transporte en Colombia: grandes, medianos y pequeños, diferentes a los cuatro que estaban sentados en la mesa, como Acecarga o Colfecar, y empezamos a construir una visión conjunta. Esa visión es el acuerdo.

El paro camionero se repite y se repite ¿Cómo se garantiza que no haya paro camionero el próximo año?

Cuando se negocia algo insostenible, usted no le puede cumplir al generador ni al transportador. Entonces hay un nuevo paro. El Gobierno se mantuvo firme y propuso cambios más estructurales, porque no se podía pactar sólo por la coyuntura, de ser así pudimos proponer al tercer día del paro que se permitía nuevamente la tabla de fletes, pero eso es insostenible. El acuerdo es bueno porque se dijo la verdad y se puede cumplir.

¿Cómo lograr que la chatarrización no quede en manos de intermediarios?

Ese es el reto del Ministerio. Ya tenemos el mapa de riesgo y, luego de haberlo revisado, estamos diseñando un nuevo procedimiento que entregaremos muy pronto y que no tendrá intermediarios ni adentro ni afuera del proceso. El que quiera chatarrizar sabrá de primera mano a dónde llamar, a dónde ir.

Asimismo, el procedimiento también está enfocado en la reposición vehicular, para que el pequeño conductor o propietario que quiera seguir en el mercado pueda reponer el vehículo nuevo por uno viejo.

¿Y cómo será el financiamiento?

El presupuesto es de $830 millones. Vamos a estructurar el mecanismo financiero para ejecutarlo y debe estar listo en unos quince días.

¿Qué pasa con los camioneros que chatarrizaron pero no les han pagado?

Ese recurso ya se consiguió. Esa caja viene del Ministerio de Hacienda y vamos a empezar a pagarle a cada uno.

Las medidas de chatarrización están enfocadas en vehículos de carga de más de 10,5 toneladas ¿qué pasa con el resto?

Los vehículos de meno de 10.5 toneladas, que son unos 260.000, no tienen restricciones y los propietarios pueden modernizar en cualquier momento, es decir, pueden ingresar nuevos vehículos fuera del modelo uno a uno porque este solo aplica al 28 % del parque automotor de carga, el otro 72 % tiene completa libertad.

Pedro Aguilar salió investigado durante el paro, pero terminó negociando. ¿Primero era malo y luego bueno?

Nosotros negociamos con los representantes con los que empezamos, pero será la Fiscalía la que determine quién tiene o no la culpabilidad en las investigaciones contra los procesos de chatarrización. El Ministerio ha hecho denuncias claras de que hay un lado oscuro y hemos pedido que la investigación sea rápida y efectiva y que, caiga quien caiga, el país conozca quién está metido.

¿Con el acuerdo se levantan las investigaciones abiertas a camioneros durante el paro?

No, se va a evaluar si son justas o no. Si se tipificó un hecho, tiene que ser penalizado. Eso no va para atrás, pero si no hubo problema, que se levante rápido el procedimiento.

[email protected]