Publicidad
Economía 1 Abr 2013 - 10:14 pm

Son el 42% de la población global

Las nuevas potencias mundiales

La quinta cumbre de los Brics pone en evidencia la creciente influencia geopolítica y económica de los países emergentes.

Por: Santiago Villa Chiappe
  • 4Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/nuevas-potencias-mundiales-articulo-413494
    http://tinyurl.com/lbbsks9
  • 0
insertar
Manmohan Singh, primer ministro de India, y los presidentes de China, Xi Jinping; Sudáfrica, Jacob Zuma; Brasil, Dilma Rousseff, y Rusia, Vladimir Putin. / AFP

Para 2030 los países que se reunieron en la quinta cumbre de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) tendrán un mayor protagonismo global que los que conforman el G7 (Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia y Japón). Una predicción que cada vez genera mayor entusiasmo o aprehensión, pues con el tiempo sus señales resultan más visibles.

La crisis de Occidente realza el protagonismo que han cobrado las potencias emergentes. Si se mantiene la tendencia actual, 2013 será el primer año en el que la encuesta Eurobarómetro de la Comisión Europea arrojará que hay más ciudadanos en contra que a favor de la Unión Europea (UE). Esto quiere decir que la crisis económica le ha pasado cuenta de cobro a la legitimidad política de la UE.

En Estados Unidos, su crisis se ha diseminado a la inversa: de la política a la economía. El fracaso del sistema bipartidista ha estancado el debate parlamentario. Cada vez resulta más difícil lograr consensos en torno a temas tan delicados como el presupuesto nacional, y se aplazan las soluciones estructurales con apresurados acuerdos de último minuto.

Entretanto, el nuevo presidente de China, Xi Jinping, durante su primera gira internacional, sedujo al África con su afabilidad y buen humor, y le otorgó todo el peso de su capital político al grupo de los Brics durante su cumbre anual en Durban, Sudáfrica, que se realizó el 26 y 27 de marzo.

El grupo Brics se creo en 2007 y se ha constituido en la contraparte más creíble que tiene el G7 en el panorama internacional. El nombre original era BRIC, pues la “S” final que representa a Sudáfrica no estaba incluida, porque este país entró en diciembre de 2010.

El término fue inventado por Jim O’Neill, analista de Goldman Sachs, en el año 2001, en un informe para inversionistas. Agrupó a Brasil, Rusia, India y China porque eran países con rápido crecimiento y una alta población, que tenían la posibilidad de superar el peso económico de los países desarrollados antes del año 2030. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, promovió la idea de convertirlo en una alianza estratégica de las potencias emergentes. Desde entonces, cada cumbre de los países Brics da para hablar. Lo principal en esta fue el protagonismo que tuvo el continente africano y el anuncio de crear un Banco para el Desarrollo.

Las potencias occidentales tienen un precedente histórico en África. La invasión y esclavitud del continente, que no cesó sino hasta el tercer cuarto del siglo XX, y luego su apoyo interesado a regímenes que violaban los derechos de sus ciudadanos, son comportamientos inmorales que han tenido un profundo impacto sobre las relaciones de los líderes del continente con sus homólogos del norte. Los BRICS son vistos como socios más cercanos en sus experiencias históricas y esto ha facilitado su rápido acceso al codiciado mercado africano y a sus commodities.

“Debemos darle prioridad al apoyo que recibe África para que goce de un crecimiento más fuerte”, dijo Xi Jinping durante la cumbre. Sus palabras venían acompañadas de hechos. Dos días antes, en Dar es Salaam, Tanzania, había anunciado que su país construiría un puerto para la ciudad que podría implicar una inversión de US$10.000 millones. La China es hoy el segundo socio comercial del continente, luego de un vertiginoso crecimiento durante la última década. El comercio total entre China y África para 2003 fue de 18.000 millones de dólares. En 2012 fue de 91.300 millones de dólares.

Brasil también ha hecho de África uno de sus principales terrenos de expansión económica. “Uno de los puntos más importantes en esta cumbre para Brasil es profundizar sus lazos con África”, dijo Oliver Stuenkel, profesor de relaciones internacionales de la Fundación Getulio Vargas. El evento final de la cumbre fue un retiro en el que participaron los líderes de los cinco países Brics y delegaciones de más de veinticinco países africanos. El mismo presidente Jacob Zuma, de Sudáfrica, lo dijo en la presentación de la cumbre: “Hemos dicho que nuestra membresía en este grupo no sólo tiene la intención de avanzar en nuestro desarrollo económico, sino en el de todo el continente”.

Uno de los mecanismos más interesantes con los que el grupo Brics piensa lograr aquel objetivo es el Banco para el Desarrollo. Éste sería un banco multilateral apoyado por las reservas de los países Brics, que contrarrestaría al Banco Mundial, “para lograr unas fuentes de financiamiento democrático. Un banco a la medida de nuestras necesidades”, como dijo Dilma Rousseff, la presidenta de Brasil, durante la plenaria de la cumbre.

Sin embargo, el grupo aún no ha concretado con qué capital contaría el banco, cómo se distribuirían los aportes de cada país, ni dónde sería la sede. De hecho, en torno al banco hay muchas más incertidumbres que certezas: “Hemos recibido la orden de analizar cómo se establecería”, dijo Pravin Gordham, el ministro de finanzas de Sudáfrica, durante una rueda de prensa. Los líderes reiteraron su compromiso con crear un banco y dicen estar trabajando por ello, pero nada se ha concretado aún.

Los Brics son ya imprescindibles en el panorama económico internacional. Si se organizan como bloque y logran reformar el FMI y el Consejo de Seguridad de la ONU, serán imprescindibles también en el panorama político. Pero para tener credibilidad internacional en organismos de derechos humanos y en la justicia penal internacional, algunos de los Brics tendrán que hacer profundas reformas para limpiar su propia hoja de vida.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio