Plaza Central, una apuesta irrepetible

El centro comercial estará ubicado en el triángulo que delimitan la avenida 68, la calle 13 y las Américas.

Hace cuatro años, un empresario del sector inmobiliario le propuso a Ospinas construir un centro comercial en la zona industrial de las Américas, en el occidente de Bogotá, por considerar que el lugar es un triángulo de oro. Sin embargo, las calles destrozadas y el tráfico desbordado de camiones espantaron a los inversionistas, quienes calificaron la iniciativa como una locura.

Pero el empresario perseveró y empezó a realizar estudios de mercado que finalmente convencieron a Ospinas de embarcarse en esta empresa, que ahora se convertirá en el segundo centro comercial más grande del país.

En 2011 se selló una gran alianza entre el Grupo Terranum y Ospinas, quienes con la firma del contrato inyectaron la confianza requerida para hacer de Plaza Central uno de los centros comerciales más modernos de la región, inspirado en establecimientos vanguardistas de diferentes ciudades del mundo, a donde fueron enviados arquitectos y diseñadores como observadores para definir el sello final de este proyecto que tendrá un costo de $635.000 millones.

Atrás quedaron las arduas negociaciones con empresas como Siemens y Nacional de Chocolates y los dueños de otros predios que hoy hacen parte del que será un proyecto irrepetible, según Andrés Arango, presidente de Ospinas, compañía especializada en la administración de este tipo de negocios.

El proyecto tendrá cuatro niveles en los que habrá 330 locales, ocho salas de cine, tiendas por departamentos, supermercado y terraza de restaurantes, a la que se podrá acceder en carro. Tendrá 2.700 lugares de parqueo que estarán repartidos por todos los 200.000 metros cuadrados del área construida de la propiedad.

La fachada del centro comercial será una gran pantalla en la que se proyectarán eventos deportivos, espectáculos y todo tipo de información de interés general.

El centro comercial Plaza Central está inspirado en los medios de comunicación, y eso se reflejará en la arquitectura interior y exterior. En el primer nivel, el diseño conceptual estará relacionado con internet, en el segundo la radio será la invitada, en el tercero la televisión será protagonista y en el cuarto piso la prensa escrita tendrá la primicia.

El presidente de Terranum, José Ignacio Robledo, señaló que el negocio del centro comercial será la renta. “Ningún local se venderá, lo que permitirá tener un control sobre la propiedad y dar un servicio de óptima calidad a los más de 16 millones de personas que visitarán el centro comercial anualmente”.

Arango explicó que la obra está en manos de la Constructora Colpatria, que deberá terminarla en 25 meses.

 

 

 

[email protected]

@jairochacong