Polémica en la Bolsa Mercantil

La Bolsa Mercantil de Colombia (BMC), antigua Bolsa Nacional Agropecuaria, ha sido tema de conversación en el sector agrícola en los últimos días.

A la renuncia de su presidente, Juan Carlos Botero, se han sumado fuertes críticas a su funcionamiento, de gremios como el ganadero y el avícola.

De acuerdo con Botero, su salida de la Bolsa se dio por motivos particulares, pues se dedicará “a negocios personales” e insiste en que nada tiene que ver la polémica que se ha generado con los dirigentes gremiales por los denominados contratos a término, instrumentos que de acuerdo con el ejecutivo, “estaban mal estructurados”, por lo que los ha ido marchitando durante sus tres años de administración.

En la otra orilla se ubica el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, quien insiste en que “la labor de los administradores no es cerrar cosas, sino reestructurarlas para permitir que el mundo agrícola cuente con instrumentos de financiación”.

En el mismo sentido se pronunció Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Federación de Avicultores (Fenavi), para quien la Bolsa poco se está interesando en servir de instrumento de financiación a los empresarios del agro, que fueron su razón de ser.