Restitución de tierras no será paralizada por diálogos de paz con Farc

Un tercio de los reclamantes de tierras asegura que las Farc son responsables del despojo o abandono forzado de 800 mil hectáreas.

El Gobierno del presidente Santos reiteró la determinación de darle continuidad y celeridad al proceso de restitución de tierras y a las consultas previas sobre la Ley de Desarrollo Rural.

El anuncio fue hecho por el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, al insistir que la agenda no será congelada o paralizada como consecuencia de los diálogos de paz con el grupo armado de las Farc.

El jefe de la cartera de los asuntos agropecuarios indicó que “la agenda legislativa y administrativa del Gobierno sigue. No se va a paralizar porque esté en marcha la negociación de La Habana”.

El funcionario reiteró que "no bajará la guardia ni en su acción legislativa ni en su función administrativa y mucho menos va a paralizar las gestiones públicas durante el periodo en que cursen las negociaciones”.

Destacó la dinámica que trae el proceso de restitución de tierras a las víctimas del despojo y el abandono forzado que a la fecha reporta 1.500 demandas presentadas y ocho sentencias proferidas por los jueces agrarios. Anticipó que habrá nutridos fallos o cosecha de sentencias de restitución.

Para el ministro de Agricultura es claro que la Ley 1448, de Victimas y Restitución de Tierras, no será objeto de negociación alguna y continuará aplicándose con todo entusiasmo.

De acuerdo con un comunicado de prensa del ministerio, son los mismos reclamantes de tierras quienes acusan a las Farc de ser las grandes responsables del despojo y el abandono forzado.

Destaca el informe que un tercio de las víctimas se han presentado ante la Unidad de Restitución de Tierras. De acuerdo a sus reclamaciones y propios señalamientos, el grupo de las Farc habrían despojado cerca de 800 mil hectáreas, precisa el estudio.

El ministro indicó que una vez se surtan las prolongadas y complejas consultas con la comunidad indígena y afrodescendiente, el proyecto será presentado al Congreso de la República.

El ministro dijo que el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle Lombana, fue claro y convincente. “No es correcto asustar a la opinión pública diciendo que, porque hubo unas propuestas extremistas en la mesa en el foro agrario, estas van a ser recogidas en La Habana. Se respetará el estado de derecho. No se atropellara a ningún propietario de tierras que las tenga bien adquiridas”, concluye el informe del ministerio de Agricultura.