¿Se crece el paro nacional?

Centrales obreras, educadores y trabajadores de la salud quieren unirse al sector de los productores agropecuarios que completa 10 días de protestas.

El presidente Juan Manuel Santos se reunió con representantes campesinos de Nariño, Cundinamarca y Boyacá.  / SIG
El presidente Juan Manuel Santos se reunió con representantes campesinos de Nariño, Cundinamarca y Boyacá. / SIG

Luego de que el presidente Juan Manuel Santos acordara con representantes de los agricultores de Boyacá discutir temas cruciales para el campo como el elevado costo de los agroinsumos, el contrabando y las importaciones, ayer en Tunja (Boyacá) miembros del Ejecutivo se sentaron a conversar con delegados campesinos de Nariño, Cundinamarca y Boyacá, en un intento por buscar una salida a los bloqueos que ayer tenían obstruidas 48 carreteras en ocho departamentos. Entretanto, organizaciones sindicales, sociales y de educadores anunciaron que buscan sumarse a las movilizaciones a partir de mañana, exigiendo al Gobierno una mesa de negociación nacional.

Antes del encuentro al que asistieron el gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados; el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, y el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Estupiñán, el representante del movimiento campesino Dignidad Papera, César Pachón, dijo que “el Gobierno asegura tener buenas intenciones. Quieren negociar porque se les está creciendo el paro”. Sin embargo, comentó que no está previsto levantar los bloqueos si el Estado no ofrece condiciones a los agricultores.

Pachón, junto a representantes de Nariño y Cundinamarca, pidió de nuevo al Gobierno tener en cuenta el alto costo de los insumos, que tiene contra las cuerdas al campo; revisar los tratados de libre comercio que se han firmado y controlar el contrabando de productos agrícolas. “Que no nos metan más en esos tratados. Nunca se actualizaron protocolos fitosanitarios”.

Entretanto, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural dijo a este diario que es necesario el levantamiento de los bloqueos y reiteró que los gremios agrícolas del país están angustiados debido a los problemas de inseguridad que se han presentado durante los días del paro nacional que arrancó el pasado 19 de agosto. “El compromiso con los representantes es que, con un primer acuerdo que se logre, puedan levantarse los bloqueos en las vías del país. Tenemos la esperanza”. Al cierre de esta edición, el Gobierno y los representantes campesinos aún trataban de llegar a acuerdos para levantar las obstrucciones viales y para dar soluciones a la crisis del campo.

Estupiñán indicó que otro departamento en que la situación no deja de ser complicada es Nariño, donde los lecheros continúan perdiendo miles de litros de lácteos debido a las obstrucciones. En esa región se encontraban cerradas siete vías, entre ellas Pasto-Ipiales, Pasto-Sibundoy y Pasto-Sandoná. En la capital nariñense el comercio cerró ayer y también se registraron algunos disturbios que terminaron en choques con la policía.

Previo al encuentro de Tunja, el presidente Santos se reunió en la Casa de Nariño con los dirigentes gremiales de diferentes sectores del agro para contarles los avances de los diálogos con los representantes campesinos. El asunto, según fuentes del alto gobierno, era analizar en detalle los problemas que han tenido los diferentes renglones agropecuarios durante más de una semana de manifestaciones en todo el país.

Luis Alejandro Pedraza, representante de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), anunció que miembros de la Mesa Agraria de Interlocución y Acuerdo (MIA), la Coordinación Nacional Agraria, la Asociación de Trabajadores Hospitalarios, de la Unión Sindical Obrera (U SO) y de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil marcharán mañana en Bogotá en apoyo al paro nacional agropecuario. “Hemos tomado la decisión de convocar a todas las organizaciones a una concentración en los ministerios de Salud y Agricultura”.

Entretanto, el presidente de la CUT, Domingo Tovar, manifestó que los profesores también saldrán a marchar. “La Federación Colombiana de Educadores (Fecode) está retando a la ministra de Educación, María F. Campo. Además, la próxima semana habrá paro del sistema judicial, porque el Gobierno no cumple con sus compromisos”.

En las principales centrales de abastos del país (Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla), de acuerdo con el más reciente reporte del DANE, verduras y tubérculos registraron los mayores incrementos en sus precios y el ingreso de papa y cebolla continúa siendo bajo. “Esta situación obedeció al bajo volumen de productos de Boyacá y Nariño, al aumento en el valor de los fletes y a la reducción en la calidad de los alimentos”, indica el informe.

Por ejemplo, en Bogotá la oferta de cebolla junca y cabezona continúa siendo baja, pese a que se ha tratado de compensar con producto traído de pueblos cercanos de Cundinamarca.