Tímida discusión de salario mínimo 2017

El primer encuentro de la mesa de concertación estuvo tranquila, de hecho sindicatos y empresarios se mostraron amigables entre sí.

El salario mínimo vigente es de $689.455. / Cortesía.
El salario mínimo vigente es de $689.455. / Cortesía.

¿Cuántos pesos por encima de los $689.455 subirá el salario mínimo en 2017? Esa es la pregunta que intentará responder este mes la Comisión de Concertación, conformada por gremios empresariales, sindicatos y el Ministerio de Trabajo. Este lunes empezó una serie de reuniones en las que las tres partes discutirán entre sí y expondrán su recomendación de incremento salarial para el próximo año, un sueldo del que dependen más de 1,7 millones de colombianos.

La primera reunión empezó de manera tímida. A diferencia de años pasados, las partes se mostraron amigables. De hecho Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), y Luis Alejandro Pedraza, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), entraron juntos a la sala de reuniones charlando y riéndose.

Las tres centrales obreras, CTC, CGT y la CUT, unificaron su propuesta de incremento salarial en 14 %, con lo cual el pago quedaría en $785.977. Los sindicatos justifican esta propuesta de incremento en “una especie de compensación necesaria para los trabajadores colombianos. El año pasado el alza del salario mínimo se quedó corta, pues la inflación para los bajos ingresos fue superior a lo que les subieron sus ingresos. Asimismo, el próximo año se vienen mayores gastos por concepto de la reforma tributaria que piensa subir el IVA”, dijo Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT)

Los empresarios todavía no dan una propuesta de incremento salarial. El presidente de Asobancaria, Santiago Castro, explicó: “Esperaremos a conocer el dato de inflación de noviembre antes de dar un cifra. Tenemos la facultad por medio del Consejo Gremial de dar una propuesta unificada. Obviamente vamos a tener en cuenta factores como la reforma tributaria y la inflación para que no se afecte el poder adquisitivo de los trabajadores. Pero también consideramos hasta qué punto se puede subir el salario sin afectar el desempleo”.

Por su parte la ministra de Trabajo, Clara López, abrió la mesa por medio de un diagnóstico del mercado laboral, resaltando el bajo desempleo y la creciente generación de empleo formal. Asimismo, indicó que este año habrá unos cambios en la metodología de negociación: “Con esta nueva arquitectura de negociación insistiremos en la importancia de la concertación y el diálogo social, para así llegar a una definición que recoja al máximo el interés de cada una de las partes y el interés colectivo de la sociedad”.

Por último, López reveló que este año se calcularon dos cifras de productividad. La de los factores, la que agrupa toda la economía, fue de 0,5 %, y la laboral fue de 0,6 %. Es decir, se hace la claridad de que la productividad laboral fue mayor que la del resto de sectores en promedio, una situación que serviría a favor de los sindicatos a la hora de pedir un mayor incremento de salario mínimo.