Publicidad
Economía 5 Dic 2012 - 11:54 pm

Consultoría revela nuevos detalles del polémico Fondo Premium de Curazao

Las triangulaciones de Interbolsa

Se habla de autopréstamos para favorecer supuestamente a Tomás Jaramillo, Rodrigo Jaramillo, Juan Carlos Ortiz y Víctor Maldonado.

Por: Juan David Laverde Palma
  • 170Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/triangulaciones-de-interbolsa-articulo-390937
    http://tinyurl.com/bya6k3a
  • 0
Rodrigo Jaramillo, presidente de Interbolsa; Víctor Maldonado, socio de Interbolsa y Juan Carlos Ortiz, accionista.

Este es el nuevo capítulo del escándalo financiero del momento. Ellos se defienden. 

La telaraña empresarial de Rodrigo y Tomás Jaramillo, Jorge Arabia, Juan Carlos Ortiz y Víctor Maldonado, protagonistas del escándalo financiero del momento por cuenta del descalabro de Interbolsa, quedó retratada en un documento de 30 páginas que ya está en poder de la Fiscalía y en el que se concluye que ellos resultaron beneficiados ilegalmente con el dinero de los inversionistas que terminó administrado por el Fondo Premium de Curazao. Unos US$170 millones están embolatados por ahora.

El concepto jurídico conocido por El Espectador fue elaborado por la oficina de los abogados Julio Andrés Sampedro y Juan David Riveros, quienes representan a cerca de 200 inversionistas que vieron comprometido su dinero por los presuntos movimientos fraudulentos de la comisionista de bolsa y su holding en negocios cruzados para inflar las acciones de Fabricato. En síntesis, el documento establece que hubo una serie de autopréstamos a la sombra patrocinados por los Jaramillo, Arabia, Ortiz y Maldonado “con fines de lucro personal”.

En mayo de 2009, según el informe, se firmó un contrato de corresponsalía entre Premium Capital Investment Advisor (donde tienen relación societaria Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz) e Interbolsa S.A. para ofrecer el producto Premium, un fondo de inversión con sede en las Antillas Holandesas, que desde su creación en el 2000, mostró un comportamiento histórico de rentabilidad estable, con un perfil conservador, de riesgo moderado y baja volatilidad. Dicho fondo, Premium, a su vez, había sido creado por Ortiz y Tomás Jaramillo. Ambos a su turno tenían relación directa con el holding de Interbolsa.

Una triangulación que para los abogados Sampedro y Riveros demuestra toda una operación en la que se habrían materializado los delitos de utilización indebida de información privilegiada, abuso de confianza, estafa agravada, administración desleal, operaciones no autorizadas con accionistas o asociados y concierto para delinquir. En la cronología de hechos documentados en el concepto jurídico, se lee que una vez esta triangulación se realizó en mayo de 2009, Interbolsa inició una agresiva campaña para vender el producto Premium de Curazao que redundó en una operación de captación de dinero por medio de los recursos de los inversionistas.

Dicha campaña consistía en elevar las comisiones a los corredores de bolsa y otorgar beneficios por inversiones en este producto, entre los cuales estaban viajes al exterior. Esta situación se convirtió en una presión constante por parte de las directivas de Interbolsa y de los directores del Fondo Premium, “la cual ejercían sin ambages sobre los corredores”. No obstante, cuando los corredores pedían mayor información sobre la composición patrimonial de Premium, los representantes de dicho fondo en Colombia Juan Andrés Tirado y Richard Maluf “argumentaban que la ficha técnica no detallaba dichos activos para evitar que el mercado imitara el producto ofrecido”.

Sobre los administradores del cuestionado Fondo Premium de Curazao, quienes los contrataron y se beneficiaron de los dineros de los inversionistas tramitados por Interbolsa, concluye el concepto jurídico que se trató de una operación “del yo con yo”. Por ejemplo, Premium Capital Investment Advisors como gestora del Fondo contrató a la firma Eclipse para administrarlo, la cual tenía la facultad de nombrar a un gerente de inversiones que resultó ser la misma Premium Capital Investment Advisors. Dicho de otro modo, la firma contratista terminó contratada por la administradora. Y ahí en el medio los nombres de Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo.

De acuerdo con el documento, el Fondo Premium operaba así: transfería dineros a las empresas Valores Incorporados y Rentafolio Bursátil, bien por inversión o bien por préstamos. Y al mismo tiempo estas dos empresas transfirieron esos recursos a Kapital S.A., a Inmobiliaria Kapital S.A. y al holding de Interbolsa; negocios controlados o en los que tienen acciones Tomás Jaramillo, Juan Carlos Ortiz y Víctor Maldonado. Toda esta maraña empresarial tenía como propósito –dicen los abogados Sampedro y Riveros– invertir en repos de Fabricato. Es decir que con plata de los inversionistas se habría desarrollado una gigantesca operación de especulación con las acciones de la empresa textil que fue el origen del descalabro de Interbolsa.

De toda esa radiografía quedaría en evidencia que Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz controlaban el Fondo Premium de Curazao y movían dineros que en últimas no eran otra cosa que “autopréstamos”. Incluso más allá, al ser accionistas de Interbolsa holding “tenían información privilegiada de Premium”. Otra de las conclusiones del reporte conocido por El Espectador y hoy analizado por la Fiscalía es que todas las decisiones sobre inversiones de Premium “debían estar avaladas por Rodrigo Jaramillo y Jorge Arabia, directivos de Interbolsa holding”.

En criterio de los consultores, Juan Andrés Tirado y Richard Maluf, en apariencia de los administradores de Premium en Colombia, “conocían en detalle los manejos de las inversiones y aún así engañaron a corredores de bolsa e inversionistas para captar dinero”. tal intención de engañar se habría evidenciado el 31 de agosto de 2012 cuando se llevó a cabo una reunión entre Tirado y algunos corredores de Interbolsa en la que “este afirmó que el mencionado portafolio se encontraba en perfectas condiciones y que los riesgos del mercado eran inexistentes”. Todo ello a pesar de que “casi dos años atrás se venían realizando estas fraudulentas operaciones”.

En ese mismo encuentro se reconoció que el Fondo Premium tenía $20 mil millones en repos de Fabricato. Durante meses el presidente de Interbolsa, Álvaro Tirado, sostuvo que dichos repos no ponían en riesgo al grupo empresarial. Sin embargo, el castillo de naipes se derrumbó a principios de noviembre pasado y hoy la Fiscalía 56 especializada, destacada ante el CTI, indaga si estos negocios cruzados entre accionistas de la intervenida comisionista, sus empresas filiales, recursos en el extranjero y el Fondo Premium de Curazao constituyeron operaciones ilegales y una eventual estafa a los inversionistas de toda esta telaraña comercial.

De lo documentado por los consultores se desprende que podría haber un conflicto de intereses que se obvió para utilizar inversiones en repos de Fabricato. Además, todo parece indicar que ese Fondo Premium que nació con unas características de inversión segura y baja volatilidad fue transformado súbitamente por quienes lo controlaban y a quienes supuestamente beneficiarían los fondos captados, esto es a Tomás Jaramillo, Juan Carlos Ortiz, Víctor Maldonado o Alessandro Corridori, principal accionista de Fabricato. “Existió un engaño representado en ofrecer un producto con un portafolio que no reflejaba la realidad económica del fondo”.

El informe es concluyente: “resulta evidente que los accionistas de Interbolsa, los administradores de Premium, sus representantes en Colombia e, incluso, el señor Corridori, se asociaron para utilizar un andamiaje de empresas con múltiples delegaciones para cometer los delitos que ya se expusieron, con el fin de obtener provecho económico en detrimento de los inversionistas del Fondo”. Este documento se suma a la controversia desatada desde que se intervino Interbolsa a principios de noviembre. Rodrigo y Tomás Jaramillo, así como Ortiz y otros socios, reivindican sus actuaciones y preparan con sus abogados su estrategia de defensa. La justicia en el entretanto rastrea las triangulaciones denunciadas. Los inversionistas creen que su dinero ya se perdió.

En Twitter @jdlaverde9

Socio de Interbolsa habría recibido dineros de AIS

El congresista Simón Gaviria reveló que Víctor Maldonado, socio de la liquidada comisionista de bolsa Interbolsa, habría recibido subsidios del cuestionado programa de apoyo al campo Agro Ingreso Seguro (AIS). De acuerdo con el parlamentario, Maldonado, hoy bajo la lupa de las autoridades por su presunta participación en el descalabro de Interbolsa, recibió, por lo menos, $2.400 millones de AIS a través de la firma Las Tres Palmas Ltda. Las pesquisas para esclarecer lo sucedido con Interbolsa y con el cuestionado Fondo Premium con el que, al parecer, se hacían autopréstamos para beneficiar a terceros, continúan. Al respecto, Gaviria aseguró: “Cada vez conocemos nuevos documentos que prueban que las autoridades encargadas de controlar el sector bursátil sabían lo que estaba pasando en Interbolsa”, y volvió a señalar a Maldonado y a los empresarios Juan Carlos Ortiz, Tomás Jaramillo y Rodrigo Jaramillo como responsables del escándalo financiero.

Relacionados

  • 60
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Conservadores aún no vuelven a la Unidad Nacional
  • “Si hay voluntad de paz hay que acelerar las negociaciones”: Uribe

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio