Las últimas pinceladas de la tributaria

Hoy, la iniciativa emprende su recta final en el Congreso. Se espera que esté aprobada antes del próximo domingo.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda y Crédito Público.  /  David Campuzano
Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda y Crédito Público. / David Campuzano

Antes de la votación que busca convertir en ley la iniciativa de reforma tributaria, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, terminó de explicar la ponencia y las modificaciones hechas al proyecto.

Cárdenas de entrada recalcó que con la reforma la clase media del país “tendrá tarifas mínimas de renta razonables” y que las personas naturales que ganen más de $10 millones mensuales tendrán que pagar impuestos en mayor proporción que en la actualidad.

“En Colombia hay 23 millones de personas que hacen parte de la población económicamente activa. De éstas, sólo 130.000 (menos del 1%) van a tener que pagar impuesto de renta. Van a ganar mucho todos aquellos que tienen ingresos mensuales menores a $3’700.000, para quienes no habrá impuesto de renta ni retenciones en la fuente”, manifestó.

A manera de ejemplo, dijo que una persona que gana entre $1 millón y $6 millones mensuales, tendrá un alivio en impuestos de $1 millón al año. Son cerca de 4,39 millones de personas.

De acuerdo con los cálculos de Hacienda, 18,5 millones de personas que devengan menos de $1 millón mensual tendrían alivios tributarios de $130.000 por mes y no se les cobrarían retenciones. En contraste, según Cárdenas, quienes ganen entre $8 y $10 millones tendrán que empezar a pagar $360.000 adicionales en tributos por año.

Agregó que personas con ingresos que oscilen entre $10 y $27 millones mensuales (unas 78.000 en el país), con la reforma tendrán que pagar $13 millones adicionales en impuestos. Entretanto, quienes están en el rango de $27 y $65 millones deberían tributar $110 millones más anualmente.

El representante a la Cámara Simón Gaviria advirtió que en el más reciente texto de la iniciativa, el Impuesto Mínimo Alternativo (IMAN) tiene un aumento hasta del 45% para quienes ganan entre $3’360.000 y $6 millones mensuales.

Sumado a esto, Gaviria señaló que en el nuevo texto de la reforma, alguien que gane $15 millones mensuales termina pagando tributos de $14,6 millones anuales (con la primera versión pagaba 38,5% más, o sea $20 millones). El artículo 332 de la ponencia para segundo debate confirma lo que dice el congresista.

Dentro del IMAN, Cárdenas dijo que con el nuevo texto “los gastos de representación de profesores de universidad pública, magistrados auxiliares, jueces, magistrados de tribunal y fiscales delegados”, no tendrán que tributar porque están protegidos constitucionalmente.

Otro punto que ha generado debate es que con el sonado impuesto CREE —tributo para la equidad—, instituciones como el Sena, ICBF y cajas de compensación se quedarían sin recursos. Cárdenas dijo que de aprobarse la reforma va a sobrar dinero.

“En el caso del ICBF, $300.000 millones más; para el Sena, $450.000 millones adicionales, y para la salud, $503.000 millones”, sostuvo Cárdenas. Agregó que los mayores aportantes para el CREE van a ser el sector minero-energético (soportará el 30%), el financiero (14,8% del total) y el de electricidad y gas (con 8,3%).

Propuestas como el microtributo a conductores no formales y a tenderos, anunciado por el ministerio de Trabajo, quedaron por fuera del texto que hoy comienza a votarse en plenarias de Senado y Cámara y puede quedar aprobado antes del próximo domingo.

En cuanto a los gravámenes para los restaurantes, el director de la DIAN, Juan Ricardo Ortega, manifestó que los franquiciados tendrán que pagar tributos del 16%, mientras que los negocios que no facturen más de $105 millones al año tendrían que pagar un gravamen al consumo del 8%.