Una red para emprendedores sociales

Recon, creada hace cerca de dos años, busca generar una comunidad para desarrollar proyectos que transformen positivamente los territorios.

Camilo Fonseca, director de la plataforma Recon. / Cristian Garavito
Camilo Fonseca, director de la plataforma Recon. / Cristian Garavito

Con la expectativa del posconflicto, los ojos parecen estar puestos en el sector rural y las comunidades urbanas golpeadas por la violencia y la pobreza. En ese contexto, “tejido social”, “emprendimiento”, “innovación” y “sostenibilidad”, entre otras, son palabras que muchos quieren poner en práctica a través de estrategias que saquen al campo colombiano del rezago histórico y cerrar las brechas que también existen dentro las ciudades.

Sin embargo, para que las ideas no se queden sólo en buenas intenciones, hay consenso en que los procesos deben llevarse a cabo desde los territorios, con las comunidades. “Si los proyectos de desarrollo no terminan en manos de ellos, no servirán”, afirmó José Antonio Ocampo, exministro de Agricultura. Ocampo también se desempeñó como director de la Misión para la Transformación del Campo, un grupo de expertos que precisamente le recomendó al presidente Juan Manuel Santos formular planes de desarrollo rural con enfoque territorial.

El académico hizo su anotación este martes en el marco del foro Recon, una plataforma creada hace dos años para visibilizar iniciativas de comunidades de todo el país que busquen la paz y la transformación de los territorios. Recon, apoyada por la Federación Nacional de Personeros y las personerías municipales, ahora se prepara, además, para consolidarse como una red social de emprendedores.

“Arrancamos con una convocatoria pública. Más de 900 iniciativas hicieron llegar su video”, cuenta Camilo Fonseca, fundador de Recon. Posteriormente, su equipo preseleccionó los proyectos que luego se sometieron a una votación en la que participaron cerca de 33.000 colombianos. Los ganadores fueron finalmente escogidos por un jurado compuesto, entre otros, por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el alto comisionado para la Paz y el Grupo Éxito.

“Se escogieron cinco ganadores y a cada uno se le dio un capital semilla de $5 millones para que fortalecieran su portafolio”, agregó Fonseca. Ahora “estamos presentando el modelo con el que vamos a trabajar con las iniciativas”, cientos de ellas ubicadas en alguna de estas categorías: cultura y deporte, educación, medio ambiente, comunicación y emprendimiento o generación de empleo. Según Fonseca, el mayor reto está en que gran parte de los proyectos que están en la plataforma no están formalizados o no tienen vida jurídica.

Ahora como red social, Recon busca “crear una comunidad de personas que apuestan a transformar sus territorios”, para que se alíen y puedan ponerse en contacto con inversionistas o cualquiera que desee ayudar. Por ejemplo, el portal web que se está consolidando tiene una sección que permite apadrinar proyectos, no sólo con dinero, “también pueden donar tiempo o asistencia técnica. Un diseñador podría ayudar a diseñar la marca de un proyecto de campesinos”.

Uno de esos ejemplos es Peace Startup, una fundación que a su vez ha apoyado cerca de 30 iniciativas que se basan en la tecnología. “Hacemos ciclos de emprendimiento territoriales, ya estuvimos en Bogotá, Villavicencio y estaremos en Pasto. La idea es identificar retos de paz para solucionarlos a través de la tecnología y luego se les acompaña buscando clientes”, cuenta Julián Ballesteros, uno de los cofundadores.

Entre los proyectos que ha impulsado Peace Startup está Remapaz, un emprendimiento que a partir de material de desecho, como llantas, genera mobiliario y artesanías. Del lado de Recon, Fonseca agrega que se podrá implementar el “indicador de efectividad”, un modelo econométrico que permite medir el impacto en las comunidades. “Se trata de garantizar que los objetivos se cumplan”, según Rodrigo Villamizar, catedrático de la Universidad de San Diego, quien explicó el modelo de medición.