Publicidad
Economía 16 Jul 2011 - 12:44 pm

El presidente estadounidense Barack Obama

Wall Street teme estancamiento político ante crisis de la deuda

La expectativa general en Wall Street es que los demócratas y los republicanos llegarán a un acuerdo antes de la fecha límite del 2 de agosto.

Por: AFP
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/wall-street-teme-estancamiento-politico-crisis-de-deuda-articulo-284972
    http://www.elespectador.com/noticias/economia/wall-street-teme-estancamiento-politico-crisis-de-deuda-articulo-284972
  • 0

Los banqueros y corredores de bolsa de Wall Street observan con preocupación el estancamiento de las conversaciones sobre la crisis de la deuda en Washington, temiendo que el fracaso en alcanzar un acuerdo político perjudique sus negocios en el país y en todo el mundo.

"¿Qué consecuencias tendrá en el clima de negocios, que supondrá para el nivel de confianza en la comunidad empresarial y en la comunidad financiera?", se preguntó el viernes el director financiero de Citigroup, John Gerspach.

"Si llegara a suceder sin duda estaríamos en aguas desconocidas", dijo, refiriéndose a la posibilidad de que no se logre un acuerdo para incrementar el techo de la deuda pública, durante una conferencia telefónica para analizar los resultados de Citigroup en el segundo trimestre.

La expectativa general en Wall Street es que los demócratas y los republicanos llegarán a un acuerdo antes de la fecha límite del 2 de agosto, y evitarán así la cesación de pagos, pero Citigroup ha estado examinando otros escenarios y haciendo planes de contingencia, dijo Gerspach.

Sus comentarios se produjeron un día después de que el presidente ejecutivo de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, una de las figuras más respetadas de Wall Street, dijera que sería "irresponsable" que los políticos no logran elevar el techo de la deuda.

Una cesación de pagos del gobierno estadounidense podría ser una "catástrofe", con graves consecuencias "no sólo para la salud de Estados Unidos, sino para la salud financiera del mundo", opinó Dimon.

"No es posible que alguien pueda decir con toda seriedad que la cesación de pagos de Estados Unidos no dañaría a Estados Unidos y a la economía global. ¿Por qué correr ese riesgo? Yo nunca correría ese riesgo", dijo.

Bill Gross, quizás el principal administrador de fondos de bonos en Estados Unidos, advirtió el miércoles pasado en The Washington Post que una cesación de pagos erosionaría profundamente la confianza en el gobierno de Estados Unidos y en el dólar.

"El techo de la deuda debe aumentarse y no ser rehén de las negociaciones presupuestarias", dijo Gross, fundador y codirector de inversiones de Pimco, que administra más de un billón de dólares en activos.

"No te metas con el techo de la deuda, Washington. Quienes vigilan los bonos y la moneda te lo harán pagar", dijo.

El mercado bursátil está siendo arrastrado por el nerviosismo el estancamiento de las negociaciones para elevar el techo de la deuda, en lugar de centrarse en los resultados empresariales del segundo trimestre, dijo Marc Pado, estratega de mercado de Estados Unidos para Cantor Fitzgerald.

"Esta distracción ocurre en un momento muy malo para el mercado, porque en temporada de ganancias, tendríamos que tener algo más en el plato", dijo Pado.

"El discurso político se está poniendo feo y los mercados responden mostrando su descontento con la forma en que el mercado está funcionando".

El límite superior de la deuda federal de Estados Unidos, fijado por el Congreso en 14,294 billones de dólares, fue alcanzado a mediados de mayo.

El Tesoro recurre desde entonces a distintos recursos para mantener el Estado en funcionamiento, pero advirtió que éstos se agotarán el 2 de agosto y se encontrará en cesación de pagos, con efectos desastrosos para el sistema financiero mundial.

El viernes, el Tesoro anunció que no invertirá nuevamente su fondo de estabilización de divisas en bonos estadounidenses, como "última" medida para sostener la capacidad de gastos y endeudamiento hasta el 2 de agosto.

La Casa Blanca urgió a alcanzar un acuerdo para el 22 de julio, de manera de tener el tiempo para aprobarlo antes del 2 de agosto.

Este sábado, el presidente estadounidense Barack Obama volvió a instar a un compromiso para solucionar la crisis de la deuda, y dijo que será necesario un "enfoque equilibrado" y un "sacrificio compartido" para que demócratas y republicanos logren un acuerdo.

Pero los republicanos de la oposición, que controlan la Cámara de Representantes, se niegan a elevar el techo de la deuda a menos que vaya acompañado de fuertes recortes en el gasto público.

Los demócratas insisten por su parte en que cualquier acuerdo debe incluir también un aumento de impuestos, a lo cual los republicanos se oponen, y las dos partes siguen muy distantes.

  • Enviar
  • Imprimir
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio