Congreso aprueba $1,18 billones adicionales para este año en educación

La ministra de Educación, Yaneth Giha, anunció que tras dicha aprobación este sector se consolida como el más importante para 2017.

Foto: Ministerio de Educación

Este jueves, el Congreso de la República aprobó 1,18 billones adicionales, del Sistema General de Participaciones, para este año, según declaración de la ministra de Educación, Yaneth Giha.  

Con la asignación de este dinero para la educación, según explicó la ministra a Caracol Radio, "se consolida como el sector más importante".

Lo que se espera con este dinero es contrarrestar necesidades frente a temas de jornada única y la conexión entre colegios oficiales de diferentes regiones de bajos recursos.

Además, anunció la creación de una mesa para construir una propuesta de reforma del Sistema General de Participaciones, que permita lograr más recursos para la educación, espacio que estaría formado por representantes de las entidades territoriales.

El paro de maestros cumplió el pasado miércoles 28 días. El ministerio emitió un documento en el que señala los docentes deberán reponer los días que no dictaron clase, de acuerdo al decreto 1844 de 2007 que establece que deberán reponer las clases para recibir el salario de las semanas o días no trabajados.

Por otro lado, expone que los días no laborados de mayo que fueron pagados deberán ser descontados en junio y, en adelante, los días que no se asistió, se descontarán en la nómina del mismo mes: "Cada Secretaría de Educación deberá elaborar una propuesta de modificación del calendario académico en su territorio, en donde se precise la recuperación efectiva de las semanas o días no laborados por parte de los directivos docentes y docentes que participaron total o parcialmente en el cese de actividades, y el ofrecimiento a los estudiantes de las horas efectivas de intensidades académicas dejadas de recibir”.

Además, Giha insistió en la necesidad de lograr un pronto acuerdo con Fecode que permita el regreso a clase de los niños:  "Lo que sigue ahora es insistir en la definición oficial de un mediador, como lo establece el decreto 160 de 2014, y seguir el trámite necesario para tratar de concretar acuerdos y finalizar el proceso de negociación colectiva. Reiteramos la necesidad del regreso a clases lo antes posible, para garantizar el derecho a la educación de los niños y jóvenes de Colombia”.