Guía para escoger un posgrado

Rigurosidad y tiempo son claves para elegir un programa que se ajuste a las expectativas. Cuadros en Excel, apps y blogs para rastrear becas y optimizar la búsqueda, facilitan la tarea.

Escoger un posgrado no es fácil. Cada quien recomienda según su experiencia, olvidando que esta elección también requiere de rigurosidad y orden no solo para cursar con éxito el programa y sacarle el máximo provecho profesional, sino para estar más tranquilo financieramente.

¿Por dónde empezar?

Lo primero es tener claro en qué área se quiere enfocar. El objetivo de cursar un posgrado es especializarse en un tema específico, que se disfrute y permita proyectarse. Por lo menos así lo cree Luis Fernando Correa, gerente de operaciones e innovación de Universia, una de las redes de universidades más importantes de Iberoamérica, quien considera que esta decisión debe estudiarse juiciosamente y no sólo ser un requisito para ascender en el mundo laboral.

Filtrar según las necesidades

Es clave que desde el comienzo se tengan cuatro aspectos claros: el presupuesto, la modalidad (presencial, semipresencial o virtual), el nivel (especialización, maestría o doctorado) y el lugar donde se quiere estudiar (en el país o en el exterior). Muchos se cuestionan si hacerlo en el exterior o en Colombia. Las respuestas de los expertos están divididas. Correa cree que en el país hay buena oferta que, incluso, supera la de afuera: “Las instituciones colombianas se han esforzado por subir su nivel educativo y son reconocidas en el exterior”.

Aunque aclara que para quienes quieren profundizar en áreas técnicas tal vez hay mejores opciones afuera, sobre todo por un tema de infraestructura: grandes y modernos laboratorios y mayor trayectoria en investigación.

Marco Bermúdez, creador del blog Becas y Convocatorias y asesor en búsqueda de posgrados en el exterior, es más radical: hay que salir y explorar. “Más allá del título es la experiencia de vivir en otro lugar. Eso hace más enriquecedor el aprendizaje. Cuando uno viaja, expande la mente porque la expone a nuevas experiencias y eso ayuda a ver de forma distinta situaciones complejas que se presenten en la vida y, en general, la realidad del país”. Y por su experiencia considera que irse del país podría ser, incluso, más barato que pagarse un posgrado en Colombia.

¿Cómo buscar?

Bermúdez asegura que es necesario dedicarle mínimo un año a esta tarea. Hay que leer muchos currículos y en el caso de querer hacerlo en el exterior, identificar los países. Sin embargo, aunque es una tarea dispendiosa, los dos expertos coinciden en que somos una generación afortunada por contar con internet, en donde hay muchos portales que se ocupan de mostrar información de posgrados y de universidades.

De todas formas, tenga cuidado con las páginas, no todas son objetivas. “Esto hace parte del negocio, pues algunos portales van a destacar unos posgrados por pauta”, añade Correa. También recomienda revisar los ránquines que incluyen las áreas, países y universidades de mejor calidad. Otra clave es consultar la página de cada institución para conocer si ofrece beneficios como alianzas en el exterior para prácticas.

El directorio de beneficiarios de Colfuturo es una gran herramienta. Hay una sección en su página web donde tienen clasificados los programas a los que han aplicados todos los aspirantes en la historia de la institución. “Es una buena base de datos, porque sabemos que Colfuturo solo aprueba universidades de calidad”, advierte Bermúdez.

Hacer un cuadro en Excel

Aunque suena exagerado, cuando defina qué quiere, cree un cuadro en Excel que tenga las siguientes columnas: universidad, país, programa, cuál es la calificación que piden en los exámenes de idiomas, la fecha límite de aplicación, el tiempo de experiencia profesional y hasta el valor. Estúdielos, compárelos y aplique por lo menos a tres de ellos.

No se vare por la financiación

Hay dos opciones: pago o beca. Si la suya es la primera y debe endeudarse, compare las tasas de interés. A veces los bancos ofrecen tasas más bajas que instituciones como Colfuturo o el Icetex. Y si definitivamente no puede costear los gastos, becas hay por montones. El problema es encontrarlas.

Existen portales o blogs que tratan de agrupar la mayor cantidad de información y también hay aplicaciones. Bermúdez, por ejemplo, creó el blog Becas y Convocatorias, en el que publica ofertas que cubren entre el 70 y el 100 % del valor de la matrícula.

Si se cruza una beca que le gustó y la convocatoria ya está cerrada, no olvide que usualmente se vuelve a abrir por la misma época, así que esté pendiente y prepárese para tener los requisitos que exige. Tendrá un año de ventaja para armar un gran portafolio.

Recuerde que las más completas son las de organizaciones internacionales, como el Banco Mundial y la OEA, y las de gobiernos como los de Alemania, Inglaterra, Holanda y China.