Inspección al campus de la U. de Antioquia

Este fin de semana se llevará a cabo una revisión de las condiciones de seguridad. La venta y el consumo de licor y sustancias psicoactivas, el comercio de mercancías ilegales y hurtos amenazan a la comunidad universitaria.

U. de Antioquia

El mensaje que recibieron profesores y alumnos de algunas facultades de la U. de Antioquia esta semana sugería que “frente a robos a mano armada ocurridos recientemente, emitimos señal de alerta” notificaran cualquier actividad sospechosa, trabajaran a puerta cerrada si estaban solos, guardaran bajo llave todos los equipos, usaran guayas de seguridad y verificar siempre las chapas de seguridad.

Ante la crisis de seguridad que afecta a la comunidad universitaria, el Comité Rectoral tomó la decisión de cerrar la sede durante los días 2, 3 y 4 de junio y reabrir el próximo lunes a partir de las 5:45 a.m.

“Esta decisión administrativa, la primera de una serie de medidas que serán implementadas, responde a razones de seguridad y protección de los miles de estudiantes, profesores, empleados, egresados y visitantes que habitan y recorren diariamente este campus”, señalaron las directivas en un comunicado.

El problema no es nuevo. Desde hace varios años como lo reconoció la administración de la universidad, en el campus central “se vienen presentando fenómenos que se apartan de los ejes misionales de la Institución, entre los que se cuentan la venta y el consumo de licor y sustancias psicoactivas, el comercio de mercancías ilegales, hurtos, amenazas y la realización de las denominadas “rumbas”.

La rectoría en cabeza de Mauricio Alviar anunció que se tomarán medidas en compañía de las autoridades estatales. “En este sentido, durante estos días de cierre, al lado de las autoridades competentes y en compañía del ministerio público, se realizarán labores de inspección y registro en el campus principal de la Universidad. Se trata de acciones fundamentadas en la legalidad que responden a los estatutos universitarios, que velarán por el respeto y la protección de los derechos humanos, y que buscan el bienestar de la comunidad que hace parte, visita y convive en la ciudad universitaria de la Alma Máter”, anotaron en su comunicado.