Sancionan colegio por muerte de Sergio Urrego

La Secretaría de Educación de Cundinamarca ordenó cierre durante seis meses y lo multó con $32 millones.

La Secretaría de Educación de Cundinamarca sancionó al colegio Gimnasio Castillo Campestre por la muerte de Sergio Urrego, de 16 años, quien habría sido discriminado y perseguido por su orientación sexual hasta que decidió quitarse la vida, el pasado 4 de agosto de 2014.

De acuerdo con la resolución 003526 del 20 de marzo de 2015, la Secretaría de Cundinamarca rechazó los alegatos del colegio y lo sancionó administrativamente con la suspensión de la licencia de funcionamiento seis meses y una multa de 32 millones de pesos.

El tiempo que duraría la interventoría por parte de la Secretaría. Dentro de los próximos seis meses el colegio deberá darle cumplimiento al Plan Correctivo previamente diseñado por la Secretaria de Educación de Cundinamarca con el cual se buscará corregir las falencias encontradas.

“En caso de incumplimiento de este plazo el establecimiento educativo será calificado como reincidente y se procederá de inmediato a la cancelación de la Licencia de Funcionamiento, que se encuentra suspendida”, afirma la resolución.

Por lo pronto, se le dará al colegio una licencia de funcionamiento provisional por seis meses, con el fin de garantizar la continuidad del servicio educativo.

La interventora encargada del tema será María Elizabeth Coy. Contra esta procede el recurso de reposición, que podrá ser interpuesto por escrito dentro de los diez días siguientes a la diligencia de notificación de la resolución.

Esta decisión se conoce luego de que la Secretaría de Educación de Cundinamarca no había dado respuesta a un oficio del 1 de julio, previo a que Sergio Urrego se suicidara, en el que Alba Reyes y su hijo denunciaron la discriminación homofóbica y otras presuntas arbitrariedades de parte de las directivas del colegio. La entidad argumentó que seguía investigando.