Testimonio de un colombiano que viajó a Australia para cumplir sus sueños

Santiago Vargas nos cuenta su experiencia en Brisbane, Australia. Hace un diplomado y es embajador estudiantil internacional.

El día en el que recibió el diploma de embajador internacional. / Archivo particular

Llegué a Australia en noviembre de 2014. Como muchos de los estudiantes que escogemos Australia como destino, decidí venir a este país por muchas razones, entre ellas, las más importantes fueron mejorar el inglés y trabajar para poder pagar el préstamo que iba a adquirir para llegar a mi destino (pues aquí en Australia se puede trabajar legalmente 20 horas siendo estudiante).

Escogí vivir en Brisbane, porque luego de investigar y recibir asesoría por parte de agencias, llegué a la conclusión de que en esta ciudad podría tener más y mejores oportunidades, pues en ciudades como Melbourne y Sidney ya había mucha gente y al ser tanta la demanda laboral, en general el costo de vida, iba a ser un poco mayor.

Comencé estudiando inglés, pues mi idea era aprender bien el idioma para luego volver a Colombia a conseguir mejores opciones laborales, porque hoy en día ser bilingüe es un factor determinante en muchas empresas para poder ocupar cualquier cargo. Mi idea inicial era estar durante nueve meses, pero luego de hacer mis cursos de inglés y después de haber explorado un poco más acerca de la ciudad y las oportunidades que se pueden tener, decidí que lo mejor sería extender mi visa un año más con un diplomado Avanzado en Marketing, que servía como complemento de mi profesión y también me ayudaría para aprender un inglés más técnico en mi área.

Y así fue, pasé un año más cumpliendo un nuevo reto, pero en ese punto sentí que podía hacer más para seguir aprendiendo, crteía que todavía mi proceso en esta ciudad no había terminado y luego, estar participando activamente en actividades en el instituto en el cual estaba haciendo el diplomado avanzado, me abrió las puertas para pertenecer a la asociación de alumnos, en la que me desempeñaría como coordinador de eventos.

En medio de todo este proceso y habiendo pasado todo tipo de situaciones durante año y medio, trabajaba limpiando oficinas, universidades y en restaurantes, lo cual siendo honesto nunca ha sido fácil, y no por el tipo de trabajo, sino por el idioma, las largas jornadas y el hecho de hacer cosas que uno no está acostumbrado. Creo que todo hace parte de la experiencia y aunque han sido jornadas largas, siempre me ha mantenido fuerte la idea de seguir adelante con mis sueños y metas.

Volviendo un poco atrás y continuando con mi proceso en estos casi tres años, el instituto me abrió las puertas en la asociación y obtuve una beca de estudio por otros dos años para seguir mejorando mi conocimiento y creciendo como profesional y como persona. Ahora, mientras estudio ya no solo trabajo en un restaurante y en la asociación de alumnos, sino que también estoy haciendo una practica laboral y soy embajador estudiantil internacional de Brisbane, representando a Colombia y mostrando todo lo que he vivido en este tiempo. Me gusta la idea de poder contar mi historia y mostrar que sí se puede mirar más allá. En mi caso creo que el proceso aquí aún no termina y considero que todo el mundo debería luchar por lo que quiere, sin importar qué sea, y definitivamente, si se trata de estudiar y tener una experiencia en otro país, creo que Australia y especialmente Brisbane sería el mejor lugar.