Hoy día de marchas y contramarchas

Así llegó Venezuela a la crisis de hoy

La tensa situación que vive hoy el país es consecuencia de los errores del chavismo. La comunidad internacional pide respetar el derecho a la protesta.

Según Nicolás Maduro, miles de milicianos armados defenderán a Venezuela de las intenciones golpistas de la oposición. AFP

Los enfrentamientos entre chavismo y oposición comenzaron desde que Hugo Chávez llegó al poder (febrero 2, 1999). Sin embargo, el comandante tenía la habilidad para manejar las crisis y a sus enemigos políticos, algo que su sucesor, Nicolás Maduro no ha conseguido. Desde que ascendió a poder (2013) el mandato de Nicolás Maduro ha sido polémico. Su gobierno se ha caracterizado por la improvisación y por no estar a la altura de las demandas de los ciudadanos. Con un problema adicional: no tiene poder electoral. Y es justo en este punto que nace la actual crisis.

En diciembre de 2015, cuando el chavismo sufre la peor derrota de su historia y la oposición se convierte en mayoría en la Asamblea Nacional, la administración de Maduro se radicalizó. “Nicolás Maduro no solo ha perseguido a los disidentes y opositores, como lo hiciera el propio Chávez en vida, el actual mandatario llegó más lejos instrumentalizando la crisis económica. Ha arrinconado a los medios de comunicación detractores de su gobierno usando la escasez de insumos y las multas, obligándolos al cierre o la venta. Maduro ha limitado completamente los espacios comunicacionales de la oposición y sumado a la negativa de entregar datos oficiales, no se sabe cuál es la verdadera dimensión de la crisis que vive el país vecino”, escribía en este diario Ronal Rodríguez del Observatorio de Venezuela de la U. del Rosario.

En materia económica, las propuestas del gobierno demuestran una desconexión con la realidad, mientras se empeña en acusar al capitalismo internacional de querer derrocarlo. Las medidas implementadas han consistido en el aislacionismo y en regresar a medios primitivos de producción, ha nombrado funcionarios por alineamiento político y no por su capacidad técnica, arrojando como resultado improvisación y profundización de la crisis. En materia de seguridad las fórmulas de Maduro no han resultado mejores. Las denominadas Operaciones para la Liberación del Pueblo -OLP- que involucran a los diferentes cuerpos de seguridad del país, se han convertido en una política estatal de violación de derechos humanos, cada una de estas operaciones termina con un saldo de muertos y centenares de detenciones arbitrarias.  Y qué decir de la persecución política que se agudizó en los últimos meses.

Eso sumado al desabastecimiento, escasez de alimentos y medicinas y violencia generalizada. Estos son los momentos claves que llevaron al país a la actual situación.

2016

20 de junio: Inicia proceso de validación de firmas del Referendo Revocatorio a Nicolás Maduro.

21 de junio: El expresidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, se reúne con la OEA en Washington y pide dar una oportunidad de diálogo entre Venezuela y la oposición.

21 de octubre: El Poder Electoral suspende el proceso para activar el referendo revocatorio presidencial, acto que la oposición ha calificado de “golpe de Estado”.

2017

7 de febrero: El secretario general de la OEA, Luis Almagro, aseguró que mientras el Vaticano insista en el diálogo político entre los sectores de oposición y Gobierno no se aplicará la Carta Democrática Interamericana.

10 de febrero: Almagro reabre debate de Carta Democrática con informe crítico de Venezuela, en el que denuncia los “serios retrocesos” de los derechos civiles y políticos en Venezuela desde que comenzó la mediación entre Gobierno y oposición, auspiciada por Unasur y el Vaticano el 30 de octubre de

2017

1 de marzo: La Gran Alianza Nacional (GANA) respalda la solicitud que hicieran varias ONGs y organizaciones de Derechos Humanos al Secretario General de la OEA para la pronta activación de la Carta Democrática Interamericana contra el gobierno venezolano.

30 de marzo: el Tribunal Supremo de Justicia Venezuela asumió las competencias del Parlamento, de amplia mayoría opositora y al que considera en desacato.

1 de abril: en dos sentencias emitidas este sábado, la Sala Constitucional del Tribunal Supremoo de Justicia (TSJ) suprimió dos puntos de sus polémicas decisiones de esta semana, en las que asumía todas las competencias correspondientes a la Asamblea Nacional (AN) y despojaba de inmunidad a los parlamentarios venezolanos.

1 de abril: Las protestas estallan luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se adjudicara las funciones del Parlamento y levantara la inmunidad de los diputados.

19 de abril: oposición convoca la “mamá de todas las marchas” y le exige al gobierno un nuevo calendario electoral. Maduro convoca la contramarcha, previo llamado a colectivos, milicias y ejército. El pulso se radicaliza.