Santos habla de la paz y de la erradicación de cultivos ilícitos en Asamblea de la ONU

hace 34 mins
Crisis en Venezuela

España dice a Venezuela que "no es suficiente" expresar deseos de diálogo con la oposición

El canciller venezolano, por su parte, pidió al gobierno español no "amparar sectores que sabotean el diálogo". Este miércoles en República Dominicana inicia una fase exploratoria de conversaciones entre el oficialismo y la oposición venezolana.

Foto: Cancillería de Venezuela

El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, dijo este miércoles a su homólogo de Venezuela, Jorge Arreaza, que "no es suficiente" que su Gobierno desee dialogar con la oposición, sino que es "indispensable" un proceso "sin dilación de negociaciones".

Dastis se reunió en Madrid con Arreaza, a petición de este último, de escala en la capital española tras participar en Ginebra en el Consejo de Derechos Humanos y entrevistarse en París con el jefe de la diplomacia francesa, Jean-Yves Le Drian.

Según informa el ministerio español en un comunicado, la entrevista se desarrolló en términos muy francos y respetuosos.

Lea también: Oposición y gobierno de Venezuela, en fase exploratoria de diálogos

Dastis indicó a su homólogo que España sigue "con mucho interés" la situación en Venezuela, "apoyando con decisión todo aquello que contribuya a la reconciliación y a la prosperidad de los venezolanos, y ayude a forjar un acuerdo que garantice el pleno respeto a la Constitución venezolana y al estado de Derecho", señala el comunicado.

Asimismo, le manifestó que considera que "no es suficiente que el Gobierno venezolano exprese su deseo de mantener un diálogo con la oposición".

"A su juicio es indispensable que se concrete en un proceso sin dilación de negociaciones que resulten en acuerdos con concesiones concretas y con garantías de cumplimiento de los acuerdos alcanzados", agrega la nota.

Por su parte, en su cuenta de Twitter el canciller de VenezuelaJorge Arreaza, valoró el respaldo de España a la fase exploratoria de diálogose entre la oposición y el gobierno. 


Jorge Arreaza M on Twitter

Según la nota de prensa emitida por la cancillería de Venezuela, "se habló de la necesidad de construir relaciones sobre la base del respeto a los principios de cooperación, el derecho internacional, la no ingerencia en asuntos internos y la autodeterminación de los pueblos".

La comunicación indica que el Canciller de Venezuela expresó preocupación por "la errada visión que sobre la realidad venezolana es proyectada en España, la cual se ha traducido en numerosas declaraciones en contra del Gobierno Bolivariano y el Proceso Constituyente".

A juzgar por lo que se supo después de la reunión, fue un encuentro tenso. Venezuela le pidió a España no respaldar agentes violentos.  "El Ministro Arreaeza destacó la inconveniencia de amparar sectores que sabotean el diálogo y promovan la violencia ya que se requiere de un respaldo sincero al diálogo", dice la nota. 

El Gobierno y la oposición de Venezuela podrían reanudar un diálogo este miércoles en República Dominicana a invitación de ese país y del exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, quienes han llamado a una negociación que de momento solo es aceptada abiertamente por el chavismo.

Ayer, martes, Arreaza informó en París a su homólogo francés que las conversaciones entre el Gobierno venezolano y la oposición comenzarían este miércoles en República Dominicana.

La oposición venezolana negó sin embargo que vaya a reabrir una negociación con el Gobierno, aunque aseguró que enviará una delegación para reunirse con el presidente dominicano, Danilo Medina.

Por otra parte, Dastis se interesó durante su reunión con Arreaza por la situación de los "presos políticos" de nacionalidad española, en especial por el caso de Yon Goicoechea, detenido desde hace un año en las dependencias de los servicios de inteligencia venezolanos a pesar de una orden judicial de excarcelación.

También le transmitió la preocupación que genera el hecho de que los más de 7.000 pensionistas venezolanos residentes en España lleven desde enero de 2016 sin que el Instituto Venezolano de Seguros Sociales les abone las prestaciones contributivas que les corresponden.