Por inundaciones, Perú está al borde de una emergencia sanitaria

A la cifra de víctimas mortales que asciende 72 se podría sumar la crisis provocada por aguas empozadas y el fallo en los sistemas de acueducto en varias regiones del país.

EFE

Las aguas empozadas y el colapso del sistema sanitario en varias regiones tienen a Perú al borde de una emergencia sanitaria. Actualmente, 27 distritos de Lima no cuentan con el servicio de agua y se han suspendido las actividades escolares hasta el martes.

En Trujillo, la ciudad más habitada del Norte del país, los daños que la lluvia provocó en el tubo madre de la red de acueductos también afectaron la prestación del servicio de agua que no se prestará por al menos tres días. La complicada situación que experimenta la región septentrional del país, se agrava todavía más con las enormes dificultades de acceso que la situación meteorológica ha provocado tanto a nivel aéreo como terrestre.  

Según el último reporte del Consejo de Ministros de Perú, presidido por el economista Fernando Zavala, la cifra de muertos a causa de las severas inundaciones que han azotado al país latinoamericano asciende a 72. El funcionario también dio a conocer que hasta este sábado, 72.000 peruanos han resultado afectados por las lluvias y que 811 distritos de ese país han sido declarados en estado de emergencia.

Con la aprobación de decretos de emergencia, el gobierno busca incrementar el presupuesto destinado a la reconstrucción que han causado los desbordamientos.

Sobre esta inyección presupuestal, el presidente Pablo Kuczynski dio a conocer este viernes que se destinarán fondos por cerca de 1.355 millones de dólares para facilitar la reconstrucción de las zonas afectadas. Se espera también que estos dineros  no sólo faciliten los trabajos de reconstrucción sino que también  estimulen la economía de los lugares afectados.

Según los expertos, la crisis es producto de un inusual calentamiento del Océano Pacífico que produce que grandes cantidades de agua se evaporen. Una vez alcanzan la sierra las aguas se precipitan y provocan el desbordamiento de los ríos.