Publicidad
El Mundo 8 Ago 2013 - 10:43 am

Tensión en Asia

Las ambiciones navales de China crean tensión en Asia

Quiere mostrar a sus países vecinos que tiene la intención de defender sus intereses más allá de sus territorios marítimos.

Por: AFP
  • 11Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/ambiciones-navales-de-china-crean-tension-asia-articulo-438704
    http://tinyurl.com/mlkgtfd
  • 0
insertar

La modernización de la flota de guerra de Filipinas o de Japón, los litigios sobre la soberanía de varias islas y las demostraciones navales chinas ilustran, según los analistas, la presión cada vez mayor del gobierno de Pekín para satisfacer sus ambiciones oceánicas.

El embajador de China en Tokio fue convocado este jueves por la cancillería japonesa tras la presencia prolongada de barcos gubernamentales chinos en aguas territoriales de un archipiélago en disputa bajo administración japonesa y reivindicado por Pekín.

Cuatro naves guardacostas chinas habían ingresado el miércoles en aguas territoriales de estas islas situadas en el mar de China Oriental reivindicadas por Pekín bajo el nombre de Diaoyu y conocidas en Japón como Senkaku. Los barcos seguían presentes en la zona este jueves, precisó la cancillería japonesa.

"La dirección del Partido Comunista Chino intenta marcar puntos políticos y estratégicos gracias a sus nuevas fuerzas militares", resume a la AFP Rick Fisher, un experto de la esfera de influencia china en la región.

A finales de julio, el presidente Xi Jinping hizo un llamamiento a la movilización para que China se convierta en una gran potencia marítima. Pero esta voluntad cada vez más firme preocupa a algunos.

En los últimos días, la situación pareció incluso acelerarse, principalmente con la compra por parte de Manila de navíos de combate a Estados Unidos y Francia.

Tokio por su parte presentó el martes por primera vez al público su futuro porta-helicópteros, el mayor navío militar construido para la marina nipona desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Este pabellón, dado su imponente tamaño, podría ser utilizado un día como portaeronaves polivalente y servir de plataforma de lanzamiento a aviones de caza de aterrizaje vertical.

En cuanto a China, las autoridades anunciaron con orgullo a principios de agosto que cinco de sus navíos de guerra dieron una vuelta completa a Japón, pasando por los estrechos de La Perusa y de Miyako, en el norte y en el sur del archipiélago.

Pekín interpretó esta circunvalación inédita como la confirmación de que es capaz de "fragmentar" la "primera cadena de islas" y desbloquear el acceso al Pacífico.

"China quiere mostrar a sus países vecinos que tiene la intención de defender sus intereses más allá de sus territorios marítimos (...) y que no se detendrá frente a hechos tales como el último portaaviones japones", explica Jonathan Holslag, del Instituto de Estudios sobre China Contemporánea de Bruselas (BICCS).

Los observadores señalan que, en las disputas de soberanía que lo oponen a sus vecinos, Pekín ya no teme desafiar el statu quo que prevalecía, sobre todo en Mar de China Meridional.

Después de haber humillado a Manila el año pasado al tomar el control de Scarborough, un atolón ubicado a 200 km de Filipinas, China continúa ejerciendo presiones diarias en esta zona marítima.

La prensa china publicó hace poco imágenes de turistas chinos desembarcando en las islas Xisha (archipiélago de Paracelso), objeto de una importante rivalidad geopolítica con Vietnam.

Al mismo tiempo, han aparecido en algunos blogs especializados imágenes de una estructura construida en un astillero cerca de Shanghai.

Según expertos de la revista especializada británica Jane's, podría tratarse de un segmento de un nuevo portaaviones chino. De confirmarse, se trataría del primer buque insignia construido completamente por China.

En las imágenes se puede ver una rampa que podría servir para colocar un sistema de catapultas electromagnéticas. A diferencia de las catapultas tradicionales, este sistema permite catapultar cazabombarderos pesados y mejor equipados y sólo dos países -- Francia y Estados Unidos -- disponen de este tecnología.

Si Pekín logra hacer esto, sería un "gran avance", opina Holslag. "Esto permitiría (a los chinos) aumentar en gran medida el número de salidas desde su portaaviones".

En todo caso, estamos frente a una escalada. "En respuesta al portaaviones ligero que Japón llama fragata, China debe construir sus propios y verdaderos portaaviones", aconsejó esta semana el diario chino Global Times, conocido por su nacionalismo.

"Por el momento el Partido se contenta con llevar a cabo contra Japón una guerra virtual entre guardacostas", subraya Fisher. "Todavía no se han intercambiado golpes, pero el enfrentamiento es real y China presionará cada vez más a los navíos japoneses".

inserte esta nota en su página
TAGS:
  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir
2
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

aralquin

Jue, 08/08/2013 - 13:46
Seria prudente que los gringos y sus aliados en Asia y en todo el mundo dejaran de estar tocandole las bolas al burro Chino porque lo que se van a ganar es su patadon cuando menos piensen!!!. Ahora si lo que estan haciendo es comenzar la campania de estigmatizacion mediatica de los Chinos,viejo truco utilizado muchas veces por los gringos , para luego justificar una guerra contra ellos pues que no se les olvide que los Chinos son una Nacion muy grande y ademas valiente y a la que no han podido ganarle ni una por ej: guerra de Corea y guerra de Vietnam donde los gringos llevaron del bulto debido a la ayuda de China!!!!
Opinión por:

CARV

Jue, 08/08/2013 - 11:25
Cuando un país (o persona o empresa) es cercado (encerrado), como USA ha tratado de hacer con China -mediante sus propias poderosas fuerzas desplegadas por toda esa región, y mediante las fuerzas de otros países cercanos o limítrofes con China- es apenas obvio que quien se siente acorralado busque frenéticamente la forma de neutralizar las amenazas que implica el cerco o bloqueo. La Guerra Fría no acabó ni acabará, pues su verdadera 'razón' fue y es la puja por el control de fuentes de riqueza y de poder económico. Inclusive, hoy está bastante claro que 'lo de las torres gemelas' fue una diabólica jugada de USA para tener un pretexto y una 'justificación' para lanzarse a 'rematar' lo que ya había logrado con Gorbachov. A pesar de su fracaso, seguirá insistiendo (Rusia y China lo saben).
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio