Colombianos reclaman en España alternativas por los vuelos perdidos

Los pasajeros están indignados porque las compañías no responden por los vuelos cancelados por culpa del caos aeroportuario.

Un centenar de pasajeros colombianos reclamaron este domingo en el aeropuerto de Barcelona información y alternativas al vuelo de la compañía Avianca que perdieron el sábado pasado hacia Bogotá, cancelado por el paro masivo de los controladores aéreos que ha causado un caos aeroportuario en España.

Se trata del principal grupo de afectados por el paro sorpresa de los controladores en el aeropuerto barcelonés, uno de los más principales en España, que continúa sin respuestas ni soluciones a su problema.

Casi la mitad de ellos pasó la noche en las instalaciones aeroportuarias, mientras que la otra mitad optaron por volver por unas horas a sus casas o a domicilios de familiares.

El vuelo estaba previsto para partir el sábado a las 15.40 horas (14.40 horas GMT), pero la compañía avisó a los pasajeros de que saldría finalmente alrededor de las 23.00 horas (22.00 horas GMT), aunque la operación fue finalmente cancelada sin que se les ofreciera ninguna alternativa para ser reubicados en otros vuelos.

Los pasajeros denuncian que Avianca no les atiende ni les ofrece rutas alternativas para volar hacia Colombia, donde la mayoría de los afectados iban a pasar las vacaciones navideñas con sus respectivas familias.

De hecho, la oficina de esta compañía en el aeropuerto de Barcelona permanece cerrada, ya que sólo abre los días en que hay vuelo, por lo que hasta mañana no volverá a abrir.

Los ánimos entre los afectados están exaltados y, muestra de ello, es que el sábado pasado el empleado de información de Avianca tuvo que salir de las instalaciones escoltado por tres policías.

En el mostrador de la oficina de la principal compañía aérea colombiana hay ahora un cartel de papel que escrito con un bolígrafo que dice: "Todos los afectados del vuelo 019 de Avianca del 4 de diciembre estamos reunidos en la oficina de Aena (gestor aeroportuario español). Les esperamos. Todos unidos".

Este grupo tampoco recibe respuesta ni atención del Consulado colombiano, que permanece cerrado, ni de la Embajada, que sólo atiende reclamaciones presenciales, y no por vía telefónica, según aseguró Mónica Delgado, una de las afectadas.

Ante este escenario, los afectados han contactado con un abogado colombiano, que les asesorará, y han escrito correos electrónicos a la Aeronáutica Civil colombiana y a periódicos y otros medios de comunicación de este país suramericano.

Las caras de cansancio, la indignación y los llantos se suceden entre los pasajeros que permanecen en el punto de información del Aena, que no piden el reembolso de sus billetes sino poder volar hacia su país de origen.

Unos iban a presentar a su niña recién nacida a sus familiares, otros pretendían asistir a un bautizo, otros querían estar con su madre a quien operan por estas fechas y la mayoría, simplemente, pasar con sus seres queridos las Navidades.

También Aena ha recibido críticas por la atención que les ha prestado: "Aena ha pasado de los colombianos y lo único que han hecho ha sido avisar a los Mossos. Nos tratan como si fuéramos narcotraficantes", lamentó una pasajera afectada.

En el aeropuerto de Madrid, el más importante de España, un grupo de unas 200 personas protagonizó este domingo una protesta que requirió la presencia de vigilantes de seguridad y policías, tras haber sido cancelados sus vuelos a Colombia y no poder acceder al avión en el que finalmente iban a volar.

"Queremos volar, queremos volar" e "Iberia mentirosa, cumple" fueron algunas de las frases que gritó ese grupo de afectados por las cancelaciones de vuelos del sábado y el viernes en el aeropuerto madrileño.

La mayoría del grupo tenía que haber volado el pasado sábado a Bogotá, pero su vuelo se canceló debido al cierre del espacio aéreo por la huelga de controladores, por lo que tuvieron que volver a sus casas o alojarse en un hotel hasta esta mañana, cuando han vuelto creyendo que volarían, como -según ellos- les prometieron el sábado. Finalmente, podrán hacer su viaje este lunes, les aseguró la compañía aérea.