Surgen dudas sobre muerte de Osama Bin Laden

No conocer el cuerpo y la rápida forma en que supuestamente se deshicieron de él alimentan muchas teorías.

El anuncio de la muerte de Bin Laden, cuyo cadáver fue lanzado al mar, alimenta desde hace 48 horas, especialmente por internet, muchas interrogantes, pero sin llegar a conformar una verdadera teoría de la conspiración.

Con mayor razón debido a que las autoridades estadounidenses no publicaron fotos del cuerpo y que una fotografía inicialmente presentada como del cadáver y difundida por las cadenas de televisión, resultó falsa. "Como ocurrió con la muerte de Hitler, habrá dudas en torno a saber si realmente Bin Laden murió", dijo Robert Alan Goldberg, profesor de historia en la Universidad de Utah (Estados Unidos), interrogado por la AFP.

"Además, para los convencidos de la teoría del complot en los atentados del 11 de septiembre, Bin Laden es visto como una pieza en el juego de la CIA", agregó ese especialista, autor de "La cultura del complot en América moderna". Y agregó: "Vamos a oír decir que Estados Unidos sabía donde estaba todo este tiempo y que decidieron deshacerse de él ahora".

"¡Que nos muestren el cuerpo!": los primeros en no creer fueron los habitantes de Abbottabad, ciudad paquistaní donde Bin Laden fue encontrado muerto. "¿Cuántas veces nos han dicho que Osama estaba muerto y no resultó cierto?", se preguntaron muchos internautas como Justus Mwanzia, consultor, interrogado por la AFP en Kenia, afectado por atentados de Al Qaeda en 1998 y en 2002.

"Si Estados Unidos está seguro de haberlo matado, ¿por qué no dieron a la prensa todas las fotos y videos de su captura y de las circunstancias precisas de su muerte? ¿Por qué haber precipitado la inmersión de su cuerpo en el mar declarando respetar el rito musulmán?", agregó su compatriota Herbert Ng'eno.

La misma pregunta se hace Ferial Haffajee, influyente redactor en jefe del diario sudafricano City Press: "¿cómo sabemos nosotros que es verdaderamente Bin Laden quien murió si fue inhumado en el mar? ¿Y quién podrá contradecir el test ADN?".

En Praga, Petr Hajek, consejero del presidente Vaclav Klaus, quien calificó a Bin Laden de "ficción mediática", dice que él "murió como nació, en extrañas circunstancias, casi míticas. ¡Créanlo si quieren!".

En Facebook, Twitter, Youtube, los debates eran vivos: "¡una gran mentira!", "¿Un supuesto ADN, un supuesto cuerpo muerto, un supuesto responsable anónimo?" Los comentarios alimentan también la vieja tesis conspiracionista, rápidamente desechada por los internautas mismos, o parodiada por algunos sitios informativos.

En Irán, donde las autoridades y los medios de comunicación nunca dudaron de la muerte de Bin Laden, la agencia Mehr imagina que hubo "un acuerdo ultrasecreto" en el que se indica que habrían convencido a Bin Laden de "aceptar su muerte mediática en vez de una muerte real".

Temas relacionados