Los italianos tendrán que hacer "sacrificios": Mario Monti

El nuevo primer ministro italiano tendrá la misión de relanzar una economía estancada desde hace una década.

El futuro jefe del gobierno italiano Mario Monti declaró este lunes que los italianos deberán tal vez hacer "sacrificios" en el marco de las medidas necesarias para sacar al país de la crisis.


Interrogado en una conferencia de prensa sobre qué esperaba a los italianos, Monti respondió: "Sangre, no, lágrimas tampoco, sacrificios tal vez".


El excomisario europeo pidió además tiempo a los mercados para restablecer la situación del país, al borde de la asfixia por el peso de su colosal deuda.


"No niego la importancia de los mercados pero estamos en una democracia y se necesitan plazos precisos", declaró Monti en referencia a las consultas políticas iniciadas este lunes.


El primer ministro designado dijo estar "seguro de que los mercados tendrán paciencia y comprenderán".


En cuanto a eventuales elecciones anticipadas --normalmente deberían llevarse a cabo en la primavera boreal de 2013--, tal como lo reclaman algunos partidos, como la Liga Norte de Umberto Bossi, Monti sostuvo que su gobierno deberá seguir hasta 2013.


"Una duración predeterminada le quitaría toda credibilidad al gobierno y yo no aceptaré un límite en el tiempo", destacó.


Monti, de 68 años, fue designado el domingo por el presidente de la República, Giorgio Napolitano, para formar un nuevo gobierno, que el economista espera completar en pocos días, para obtener el apoyo del Parlamento e impulsar las medidas acordadas con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional para recortar la colosal deuda pública de 1,9 billones de euros (120% del PIB) y relanzar una economía estancada desde hace una década.

Temas relacionados