Violencia en Siria ha dejado más de 15 mil personas muertas

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos presentó cifras del conflicto.

Más de 15.000 personas, mayoritariamente civiles, murieron en Siria desde el inicio de la rebelión contra el régimen de Bashar al Asad, a mediados de marzo del año pasado, anunció este jueves el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Al menos 10.480 civiles, 3.716 soldados y 830 desertores murieron por la represión y los combates.

El OSDH considera civiles a los hombres armados que luchan contra el régimen."Si la comunidad internacional mantiene su silencio y se limita a observar la situación, se siga derramando sangre en Siria", dijo Rami Abdel Rahman, presidente del OSDH. "La violencia se incrementó en los dos últimos meses y la situación está empeorando", advirtió.

Por su parte el papa Benedicto XVI lanzó este jueves un llamado al cese de la violencia en Siria y advirtió del riesgo de un "conflicto generalizado" que podría tener "consecuencias fuertemente negativas para el país y toda la región".

El Papa manifestó "su cercanía con los grandes sufrimientos de los hermanos y hermanas de Siria, en particular de los pequeños inocentes y de los más débiles".