EE.UU. denuncia nuevo ataque aéreo del régimen sirio

Calificó como perverso el uso de helicópteros contra la ciudad de Alepo.

La Casa Blanca estimó este miércoles que el uso de helicópteros de ataque por parte del régimen del presidente Bashar al Asad demostraba su "perversidad" y condenó el asalto en curso contra la ciudad de Alepo, la segunda de Siria.

El uso de helicópteros constituye "otro indicio de la amplitud de la perversidad" del régimen de Asad, estimó el portavoz de Barack Obama, Jay Carney, ante periodistas en el avión presidencial Air Force One, que traslada al presidente de Estados Unidos desde Seattle (Washington, noroeste) a Nueva Orleans (Luisiana, sur).

Alepo, segunda ciudad y pulmón económico del país, que al inicio se mantuvo al margen de la revuelta que sacude Siria desde marzo de 2011, se halla actualmente en un combate abierto entre el régimen de Asad y el Ejército Sirio de Liberación (ESL).

En Damasco, el ejército regular bombardeaba el miércoles uno de los últimos bastiones rebeldes de la ciudad con helicópteros y ametralladoras pesadas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos