Londres no impedirá que Assange reciba atención médica

El fundador de WikiLeaks señaló que vivir en la embajada de Ecuador en Londres, "es como vivir en una nave espacial".

Julian Assange, fundador de WikiLeaks. Foto: AFP
Julian Assange, fundador de WikiLeaks. Foto: AFP

El Reino Unido no impedirá que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, cuyo estado de salud preocupa al gobierno de Ecuador que le concedió asilo en su embajada en Londres, reciba atención médica, declaró el jueves el ministerio de Relaciones Exteriores británico."Las autoridades del Reino Unido no van a impedir que (Assange) reciba cualquier atención médica que necesite", declaró un portavoz del Foreign Office sin dar más precisiones.

El portavoz también dijo que estaban a la espera de que el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, propusiera "fechas apropiadas" para la reunión que ha solicitado con su par británico, William Hague, para tratar el tema.

Patiño declaró el miércoles a la prensa en Quito que pidió hablar con Hague sobre la salud de Assange, quien se encuentra refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde el 19 de junio, horas después de que su vicecanciller Marco Albuja dijera en Moscú que el gobierno ecuatoriano está "muy preocupado" porque el fundador de WikiLeaks "adelgazó mucho".

Los dos ministros se reunieron por primera vez el 27 de septiembre en Nueva York sin hallar una solución al caso del australiano, aunque acordaron continuar los esfuerzos hacia un próximo encuentro.El Foreign Office aseguró el jueves que seguía "plenamente comprometido" en buscar una solución diplomática con el gobierno de Quito.

Pero, agregó el portavoz, "debemos asegurarnos de que nuestras leyes son respetadas y seguidas".Assange pidió asilo a Ecuador -y lo obtuvo el 16 de agosto- para evitar una inminente extradición a Suecia, país que lo reclama para interrogarlo como sospechoso de cuatro delitos sexuales de los que no ha sido acusado.El activista teme que el fin último sea entregarlo a Estados Unidos, donde podría ser condenado a pena de muerte por haber revelado decenas de miles de documentos confidenciales de su gobierno a través de WikiLeaks.