Publicidad
El Mundo 14 Nov 2012 - 9:53 pm

Europeos se movilizaron contra los recortes

La guerra de los números en Europa

En Madrid se presentaron las marchas más grandes. El gobierno español dice que la huelga no es el camino indicado y que su hoja de ruta es la única salida a la severa crisis económica.

Por: Redacción Internacional
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/articulo-387082-guerra-de-los-numeros-europa
    http://tinyurl.com/l2djmjg
  • 0
Los choques entre policías y manifestantes en Madrid dejaron 110 personas detenidas y 40 heridas. / AFP

“El destino de miles de personas, con nombre, apellido y familias, se volvió un simple número. Las urgencias económicas se volvieron más importantes que las políticas sociales y en esto todos somos víctimas, por eso apoyé la huelga, a pesar de que muchos digan que no sirve de nada”, explicaba Pilar Martínez, una de los miles de personas que se concentraron en el centro de Madrid para concluir el 14N, como se llamó a la huelga general convocada por sindicatos y que dejó 110 personas detenidas y 40 heridas.

“Es cansancio, hastío de la situación. Nos volvimos sólo un número, un número en rojo, sin rostro; a nadie le importa qué nos pasa, sólo hay que cumplir con las políticas”, agregó Martínez, de 39 años, casada, sin trabajo y dos hijos pequeños. Lo que gana su esposo, dice, apenas sirve para cubrir las necesidades básicas.

Los números de la crisis española son escandalosos. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA) ya son 5’778.100 los desempleados, un 25% de la población activa. Y los que tienen trabajo se enfrentan a la eliminación de la paga extraordinaria de Navidad y de días libres y al aumento de la jornada laboral. El poder adquisitivo de la clase media se ha reducido en un 20% y los recortes son cada vez más. Pero quizás lo que más ha indignado a la sociedad española han sido las ejecuciones de desahucio por impago de hipotecas. Según datos oficiales, el número de desahucios aumentó a 532 diarios.

Este malestar es el que se sintió en las calles de Europa —Grecia, Portugal, Italia, Irlanda, Bélgica y Chipre también marcharon—. Las redes sociales fueron un termómetro de la jornada. Mientras unos internautas dejaban constancia de su difícil situación y se sumaban a las protestas, otros manifestantes criticaban la jornada asegurando que no ayudaba a mejorar la situación. “Cerrar mi farmacia hoy es duro y costoso, pero lo es aún más cruzarme de brazos ante la destrucción del futuro de mis hijas”, explicaba un padre de familia desde la ciudad de Melilla.

“Una huelga ayuda a empeorar el desarrollo de las empresas, las hunde más, y como consecuencia, más posibles despidos”, señalaba un usuario de Twitter. “La crisis no se soluciona trabajando menos y no se trata de causar daños para que lo tengamos que pagar todos”, alegaba otro.

El gobierno de Mariano Rajoy, que se enfrentó a su segunda huelga general en menos de un año —nunca un Ejecutivo español había tenido en tan corto plazo dos protestas de tal envergadura—, expresó, a través de su ministro de Economía, Luis de Guindos, que la única salida es la hoja de ruta del Gobierno. Algo que confirmó la Comisión Europea durante la huelga. “España no necesita medidas adicionales para cumplir con sus metas fiscales en 2012 y 2013, ya que el plan de reformas del Gobierno es efectivo”, anunció el organismo.

La mala noticia es que las medidas anunciadas para corregir el déficit en 2014 “son insuficientes”. Algo que animó aún más a los manifestantes, que cerraron la noche en las principales ciudades españolas arropados con pancartas de “Nos dejan sin futuro”.

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio