Militares en Grecia protestan contra recortes salariales

Los salarios de los militares y las pensiones de los veteranos en Grecia han sido reducidos un 50 % entre 2010 y 2012.

Parlamento en Atenas./ EFE
Parlamento en Atenas./ EFE

Varios miles de militares protestaron este sábado ante el Parlamento en Atenas contra los nuevos recortes de sus salarios y pensiones y la cesión de soberanía a la troika.

La prohibición a los militares en servicio de participar en la manifestación en uniforme, decretada por el nuevo jefe de las Fuerzas Armadas, Mijalis Kostarakos, hizo su efecto: la mayoría aplastante de los 2.000 manifestantes, según cifras de la Policía, eran militares retirados.

Los pocos - apenas unas decenas- que se manifestaron en uniforme deberán afrontar previsiblemente medidas disciplinarias.

"Es mejor tener que justificar nuestra acción de este sábado que tener que justificarnos ante nuestros hijos por no haber reaccionado ante esta barbaridad", dijo el presidente de la Asociación de Ayuda Mutua y de Cooperación de los Miembros de las Fuerzas Armadas (SYSMED), Anestis Tsukarakis, que había convocado la manifestación junto con las asociaciones de militares de reserva.

Los salarios de los militares y las pensiones de los veteranos han sido reducidos un 50 % entre 2010 y 2012.

El mes pasado el Parlamento aprobó reducir el gasto salarial para los militares en 78 millones de euros durante 2013 y en otros 88,2 millones de euros en 2014.

"Este Gobierno nos engañó antes de las elecciones, al prometernos que no habría otros recortes en nuestros salarios y pensiones para hacernos votar a su favor", dijo el presidente de la Asociación de los Veteranos de la Aviación, el teniente general Konstantinos Iatridis.

"Cuando se legaliza la injusticia, la resistencia es un deber", añadió en medio de los aplausos de los manifestantes.

Muchos participantes protestaron además contra lo que consideran una cesión de soberanía a la troika formada por el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

"El problema no es solo el empobrecimiento de los militares. Hay también una serie de temas vitales para la existencia de la nación para los cuales debemos hacer algo", declaró a Efe el capitán Anastasios Mantzaris, que acudió en uniforme.

"La moral de las fuerzas armadas es muy baja, el Gobierno cede la soberanía nacional a la troika, está vendiendo a extranjeros parte del suelo nacional, y otras tantas cosas que aún ignoramos", se quejó Mantzaris.

La influencia de la extrema derecha griega en el ideario de muchos manifestantes era discreta pero perceptible.

Una de las exigencias de las asociaciones que convocaron a la manifestación era "prohibir la admisión a las academias militares de los que no son griegos de nacimiento".

Entre los que no se esforzaron en ocultar su pensamiento antidemocrático figuraba el teniente del Ejército Konstantinos Ponirakos, quien también acudió en uniforme.

"Los militares hemos sido forzados a la marginación durante 40 años (en alusión a los 39 años de vida democrática del país). Eso debe cambiar", dijo Ponirakos.

El presidente de SYSMED se mostró convencido de que las protestas de los militares se intensificarán aún más.

"Los riachuelos se han hecho ya un río y los ríos no pueden ser desviados", advirtió.