Foro El Espectador y Colombia 2020: La inclusión y la educación, pilares para la paz

hace 2 horas

Aprueban un ataque nuclear del ejército Norcoreano

Información oficial de Corea del Norte indica que utilizará "medios nucleares modernos, livianos y diversos" para atacar a EE.UU. si persiste en sus “amenazas”.

Soldados surcoreanos y tanques se preparan para unas maniobras militares cerca de de Paju en la provincia de Gyeonggi-do en Corea del Sur. / EFE
Soldados surcoreanos y tanques se preparan para unas maniobras militares cerca de de Paju en la provincia de Gyeonggi-do en Corea del Sur. / EFE

Después de que el gobierno norcoreano ordenara el cierre del complejo industrial de Kaesong –única vía de cooperación entre el país comunista y su vecina Corea del Sur-, el ejército anunció tener la aprobación del líder Kim Jung-un para efectuar un ataque nuclear contra EE.UU. Esta es, hasta ahora, solo una más entre la larga serie de amenazas que ha hecho el régimen comunista contra sus vecinos del sur y sus aliados estadounidenses. En todo caso, una amenaza que impacta la opinión mundial y que, de cumplirse, traería consecuencias catastróficas.

No está comprobado que Corea del Norte tenga la capacidad para enviar un misil balístico cargado con ojivas nucleares hasta suelo estadounidense. Lo que sí se sabe es que ese ha sido su objetivo desde que Kim Il-sung, el fundador de la patria en 1948 y abuelo del actual mandatario, colocara el desarrollo armamentista como un pilar de la política, la ideología y la economía nacional. También se sabe que tiene algunas instalaciones nucleares y plantas de enriquecimiento de uranio, que el pasado diciembre lanzó con éxito un satélite al espacio, y que en febrero realizó un ensayo nuclear por el que fue sancionado en Naciones Unidas.

No obstante, el hermetismo del país más aislado del mundo no deja ver detalles sobre su arsenal. Debido a su crisis económica, algunos analistas ven poco probable que tenga una capacidad importante. La desinformación es hasta ahora el único sustento de las amenazas norcoreanas.

El anuncio de este miércoles lo hizo el Estado Mayor del Ejército norcoreano. Dijo que hacía saber formalmente a Washington que las amenazas norteamericanas (Pyongyand ve los ejercicios militares que hacen Washington y Seúl en Surcorea como un provocación) serán "aplastadas" utilizando "medios nucleares modernos, livianos y diversos". "La operación sin compasión de las fuerzas armadas revolucionarias en este aspecto ha sido finalmente examinada y ratificada", añadió.

Además, el ejército norcoreano le puso un plazo a la explosión de una nueva guerra en la península de Corea. Avirtió que "el momento de una explosión se acerca rápidamente" y que una guerra en la península coreana puede estallar "hoy o mañana".

Washington, aunque ha manifestado que Pyongyang no ha realizado movimientos militares a gran escala que justifiquen sus amenazas, ya ha tomado ciertas prevenciones. Esta semana desplazó cerca de las costas de la isla comunista un destructor capaz de interceptar misiles. También ubicó un radar de defensa antimisiles balísticos para detectar desde el pacífico eventuales lanzamientos de cohetes norcoreanos. Además, el Pentágono anunció este miércoles que en las próximas semanas va a desplegar una batería antimisil THAAD sobre la isla de Guam, en el Pacífico, donde dispone de una importante base militar amenazada por Corea del Norte.

El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, advirtió que, para su gobierno, las amenazas emitidas desde Pyongyang representan un peligro “claro y real”, tanto para su país como para Corea del Sur. “Ahora tienen capacidad nuclear, ahora tienen capacidad balística y aumentan su peligrosa retórica bélica (...) esto supone un real y claro peligro y una amenaza para los intereses" de los aliados de Estados Unidos en la región, afirmó. "Estamos haciendo todo lo que podemos, trabajando con los chinos y otros para destrabar la situación en la península" coreana, dijo Hagel. EE.UU. desde la guerra de Corea que estalló en 1950 y terminó tres años después con un armisticio (pero no un tratado de paz), ha prometido proteger a sus aliados del sur frente a cualquier agresión del Norte.