Maduro, de acuerdo con Angelino Garzón en investigar supuesta compra de aviones

El vicepresidente Garzón pidió que la ONU verifique supuesta compra de aviones por parte de la oposición venezolana para atacar al oficialismo desde Colombia.

EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está de acuerdo con el vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, que sugirió que su país pida a la ONU una investigación de una supuesta compra de 18 aviones de guerra por parte de la oposición venezolana a Estados Unidos.

"Lo mejor de la opinión de Angelino Garzón es que se investigue, quién investiga, si es la ONU o es una comisión bilateral del Gobierno de Colombia y nuestro Gobierno, bueno, vamos a ponernos de acuerdo pero debe investigarse al más alto nivel la denuncia hecha por (...) José Vicente Rangel", dijo Maduro en un acto oficial.

Garzón hizo el comentario después de que el exvicepresidente venezolano José Vicente Rangel asegurara que la oposición de esa nación compró los aviones para atacar a Venezuela desde Colombia.

"Frente a las denuncias de José V. Rangel en Venezuela creo que lo mejor que puede hacer Colombia es solicitar la verificación de la ONU", manifestó Garzón en un mensaje de su cuenta de Twitter.

Maduro aseguró en un acto en Caracas transmitido por el canal estatal VTV que en Estados Unidos hay venta libre de armas y que fue en ese mercado donde un grupo de venezolanos que tiene mucho dinero y vive en Bogotá hizo la compra de las 18 aeronaves.

"Que se investigue, ahora no sé si es la ONU (...) pudiéramos llamar a la Unasur", sugirió Maduro y mencionó que tal vez el investigador pudiera ser el secretario general del mecanismo, el venezolano Alí Rodríguez.

"Hay paraísos enteros donde usted va y compra el avión que le de la gana, de la marca que quiera y se lo dan y se lo lleva inmediatamente con piloto y todo y lo llena de droga cuando quiera y lo lleva para donde quiera, o de armas", dijo el presidente venezolano.

Rangel dijo que los aviones fueron negociados el pasado 27 de mayo en la ciudad de San Antonio, Texas (EE.UU.), "entre ejecutivos de la industria de aviones de guerra y venezolanos de la oposición", y serán traslados a una base militar estadounidense "ubicada en Colombia".

Las denuncias de Rangel, que también fue ministro de Defensa, fueron criticadas por el presidente del Senado colombiano, Roy Barreras, quien las calificó como "disparate" y aseguró que los colombianos no pueden dejarse "provocar" por historias como esa.

La denuncia de Rangel se produjo un día después de Maduro convocara a una sesión del Consejo de Estado para que este martes defina "de manera central" las relaciones con el Estado y el Gobierno de Colombia.

El Gobierno venezolano había anunciado la captura de nueve supuestos paramilitares que, no descartó, pudieron haber entrado al país con la intención de asesinar a Maduro.

Las relaciones entre los dos países han estado en las últimas semanas al borde de una crisis diplomática por la dura reacción del Gobierno de Maduro a la entrevista privada que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, tuvo en Bogotá el pasado 29 de mayo con el excandidato presidencial venezolano Henrique Capriles.