Publicidad
El Mundo 29 Mar 2008 - 12:21 am

El encanto de la Bruni

El debut de Carla Bruni como primera dama superó las expectativas. Le reconocieron habilidades diplomáticas y hasta la compararon con Lady Di.

Por: Patricia Tubela/especial de El País, Londres
  • 8Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/articulo-el-encanto-de-bruni
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/articulo-el-encanto-de-bruni
  • 0
insertar
Foto: EFE

A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César. Si no hubiera sido por su nueva esposa, Carla Bruni, al presidente francés Nicolás Sarkozy le habría tocado salir por la puerta de atrás en su reciente visita al Reino Unido. Esta belleza madura -ronda los 45 años-, ex modelo y cantautora de éxito, fue quien acaparó la poca atención mediática del arranque de la visita oficial de Nicolás Sarkozy.

Carla Bruni, tercera esposa del presidente francés, hizo que los británicos se rindieran a sus pies. No sólo opacó a su marido -quien camina unos pasos adsaelante de ella para evitar que se vea la diferencia de estatura- sino que consiguió entrar al Club de las Primeras Damas más reconocidas del mundo.

Esta mujer, muy reconocida en el mundo del jet-set, pero una total desconocida en el campo de la política -los franceses no daban un peso por su debut como primera dama- está siendo comparada con la princesa Diana.

Los medios británicos le dedicaron titulares como "La Primera Dama chic" o "¿Es Carla la nueva Diana?". Desde que bajó por las escalerillas del avión, Carla Bruni acaparó toda la atención, incluso más que el presidente francés, por su vestuario y por lo atinado de la elección de sus zapatos, sin tacones... (recuerden la estatura de Sarkozy).

La primera dama de Francia compareció ataviada con un abrigo gris, ceñido en su fino torso con un cinturón negro, y a juego con un gorro al más puro estilo Jackie Kennedy. Los expertos de moda dieron su veredicto: elegante, pero quizás demasiado prudente e incluso monjil. Bruni no tomó riesgos. "El sombrero que lució fue perfecto. Pobre Camilla, parece que un faisán se hubiera estrellado contra la cabeza", tituló el periódico Daily Mail sobre la vestimenta que llevó la esposa del príncipe Carlos al recibir a los Sarkozy.

El debut de Bruni fue calificado con las más altas notas. Hasta le reconocieron habilidades diplomáticas. Los expertos saludaron el detalle "diplomático" que tuvo Bruni al elegir la marca Christian Dior para su ropa, porque es una casa de alta costura venerada en Francia y porque en ella trabaja el británico John Galliano, que diseñó su abrigo gris.

El diario Le Fígaro le había reclamado desde sus páginas que ofreciera su faceta más "sobria", y la nueva señora Sarkozy no decepcionó con su discreción, que apenas le llevó a intervenir en la animada conversación que mantuvieron el dignatario galo y el príncipe Carlos en la pista de Heathrow. Se presupone que ambos charlaron en francés, porque Nicolás Sarkozy no domina la lengua inglesa, a diferencia de su mujer, fruto de una exquisita educación en el seno de la familia de industriales italianos Bruni-Tedeschi, que acostumbraban a tener en sus veladas a la nobleza europea y a figuras de la talla de María Callas o Herbert von Karajan.

Mientras las cámaras de la televisión británica seguían el recorrido de los visitantes hasta el castillo de Windsor -Sarkozy acompañando a Isabel II y su mujer, en un segundo carruaje junto al duque de Edimburgo-, los comentaristas aventuraban que Bruni iba a desenvolverse mejor que el presidente en los rigores de la etiqueta que imponía el banquete real de la noche. Su aprecio por el arte, la música, la literatura y la poesía contrasta con las aficiones más populares de su marido, declarado fan del viejo roquero Johnny Hallyday y del escatológico humorista Jean-Marie Bigard.

Ese delicioso perfil, sin embargo, se vio empañado por la publicación en un tabloide del desnudo frontal de la primera dama de Francia que la sala Christie's subastará el próximo mes en Nueva York. La fotografía, tomada hace tres lustros, ejerció de recordatorio del intenso "pasado" de Bruni, alérgica declarada a la monogamia y con una retahíla de conquistas que incluye a uno de los caballeros de la reina, el Rolling Stone sir Mick Jagger. En su colorida biografía se destaca el romance con el escritor Jean-Paul Enthoven, a quien acabó plantando por su hijo Raphaël, de quien tiene un vástago de seis años. El esfuerzo por pasar la página marca una visita de Estado que Bruni realizó "con pasión", y que hoy, le está reportando un protagonismo sin límites.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Aquí se casarían George Clooney y Amal Alamuddin
  • PlayStation TV sale a la venta en EE.UU. en octubre
  • Francia rechaza ultimátum de secuestradores y seguirán bombardeos en Irak

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio