Chávez ordena suspender suministro de combustible a Cúcuta y la Guajira

Gobierno colombiano pondrá en marcha plan de emergencia para abastecer la zona.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenó el domingo suspender el convenio de suministro de combustible a Colombia, en el marco de la nueva crisis bilateral derivada de los nuevos acuerdos militares que negocian Bogotá y Washington.

"Este tema del suministro de combustible a Colombia, ¡que se acabe ya!" , expresó Chávez, quien reiteró que mantiene "congeladas" las relaciones con el Gobierno del presidente colombiano, Álvaro Uribe, pese a que ordenó el retorno a Bogotá de su embajador, Gustavo Márquez.

Consultados voceros del ministerio de Minas y Energía indicaron que ya tiene listo el plan de contingencia para hacerle frente a esta decisión que se veía venir por las incongruencias en las políticas del gobierno de Chávez.

Desde Barrancabermeja será suministrado el combustible que requieren los pobladores de Cúcuta, mientras que para los habitantes de la zona fronteriza de la Guajira será suministrada desde la refinería de Cartagena. El funcionario del ministerio indicó que ante estas circunstancias el precio de los combustibles para estas regiones se encarecerá en cerca del 50 por ciento.

El convenio entre las dos petroleras fue firmado para tratar de bajar el alto contrabando de combustible que se registra en esta zona, debido a que la gasolina en Venezuela es altamente subsidiada y se consigue muy por debajo de la cotización que alcanza en Colombia.

Frente al convenio para la venta de gas, el Gobierno ha reiterado que no espera 'revolverle política' a este tipo de negocios y que por encima de las diferencias diplomáticas los contratos y convenios se respetan como lo hacen países civilizados.

Según datos de Ecopetrol, Colombia compra a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) unos 4,5 millones de galones de gasolina mensuales, destinados a los mercados de Cúcuta y del departamento de la Guajira, ambos fronterizos con Venezuela, mediante un acuerdo que vencerá el próximo 21 de agosto.

Chávez argumentó que su gobierno no puede "estar favoreciendo al Gobierno de Uribe", que lanza "agresiones y provocaciones" contra Caracas, con la venta de gasolina y otros productos petroleros con ventajas comerciales.

"No, no que lo compren (el combustible) al precio que es (...) porque nosotros le suministramos gasolina más barata, millones de litros y derivados del petróleo" , aseveró, durante su programa dominical de radio y televisión "Aló Presidente".

Además de ese convenio, Caracas y Bogotá mantienen acuerdos energéticos como el suministro colombiano de gas a Venezuela y la construcción de un gasoducto binacional, entre otros.

Sustitución de importaciones

Chávez también insistió en que su Gobierno "revolucionario" sustituirá las importaciones provenientes de Colombia por otras de países más confiables, como Ecuador y Bolivia.

"El comercio, abajo, las compras de Venezuela a Colombia, abajo" , declaró este domingo el mandatario, en concordancia con pronunciamientos anteriores sobre el asunto, según los cuales sustituirá las importaciones colombianas por otras de Argentina y Brasil.

Las compras venezolanas a Colombia representaron el 15 por ciento del total de las importaciones del país en 2008, en el marco de un intercambio comercial bilateral que al cierre de ese mismo año alcanzó los 7.700 millones de dólares.

Chávez lamentó este domingo que sectores colombianos se vean afectados por las medidas restrictivas venezolanas, pero señaló que la "culpa" es del Gobierno de Uribe, el cual, sostuvo, supuestamente se presta a los planes imperiales de "invadir" Venezuela para apoderarse de su riqueza petrolera.

"Los colombianos deben reclamarle a su Gobierno que respete a Venezuela, que respete a su Gobierno. Nosotros en todo caso lo haremos respetar" , sostuvo Chávez, al reiterar que si es necesario dará respuesta "armada" a una agresión, de la misma naturaleza, colombiana o estadounidense.

El jefe de Estado venezolano anunció el miércoles pasado la suspensión de la importación este año de 10.000 vehículos colombianos.

Colombia negocia esa venta a Venezuela, después de que Caracas pusiera limitaciones a las importaciones de vehículos debido a la caída de los ingresos nacionales derivada del derrumbe del mercado petrolero.

Según cifras oficiales colombianas, las ventas de autos a Venezuela pasaron de 45.000 unidades en 2007 a 15.000 en 2008; Colombia es el segundo socio comercial de Venezuela, solo superada por Estados Unidos, el principal comprador del crudo que produce este país, que es el quinto exportador mundial de petróleo.

 

Temas relacionados