Publicidad
El Mundo 15 Ene 2013 - 9:05 am

Un tema pendiente en Estados Unidos

Biden habla de armas con Obama

El vicepresidente Joe Biden reune este lunes hoy con Barack Obama para analizar las alternativas para la venta de armamento en el país.

Por: Redacción Internacional
  • 7Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/biden-habla-de-armas-obama-articulo-396602
    http://tinyurl.com/n5z5mn8
  • 0
Joe Biden ha estado a cargo del tema de las armas desde diciembre. / EFE

La masacre en la que murieron 26 personas —18 de ellas niños— en la escuela primaria Sandy Hook, de Connecticut, persiste en la retina de Estados Unidos. El anuncio posterior a los hechos, ocurridos a mediados de diciembre, salió de boca del presidente Barack Obama: al país le había llegado la hora de hablar sobre el control de armas.

La política estadounidense está regresando a la normalidad después de las fiestas de fin de año y de una agenda acaparada en principio por el debate del abismo fiscal. Pero ahora es el momento de retomar el tema que ha estado pendiente desde diciembre: el vicepresidente, Joe Biden, se reunirá hoy con Obama para entregarle un informe sobre las diferentes alternativas con las cuales dar inicio a un debate y evitar que se repitan hechos como los de Sandy Hook: que un joven pueda comprar armas sin demasiadas restricciones y en cierto momento dirija el fuego contra inocentes.

Biden ha estado al frente del asunto. En los últimos días ha sostenido reuniones con colectivos favorables al control, así como con la célebre Asociación Nacional del Rifle (NRA), los principales activistas del derecho a poseer armas, amparado por la segunda enmienda de la Constitución. El vicepresidente atendió los argumentos de parte y parte, pero la postura del Gobierno tiende a limitar la posesión de armas.

En una de las últimas ruedas de prensa de su primer período presidencial —renovará su mandato el próximo 21 de enero—, Barack Obama aseguró: “La creencia de que debemos tener mayores controles de antecedentes, de que podemos hacer un trabajo mucho mejor en términos de mantener los cargadores de gran capacidad fuera de las manos de las personas que no los deberían tener, una prohibición significativa de los rifles de asalto... son cosas que sigo creyendo que tienen sentido”.

El debate parece difícil de lidiar. El Partido Republicano, algunas facciones del cual tienen excelente relación con la NRA y una compaginación de principios, ha demostrado su ferocidad para oponerse a las iniciativas demócratas del gobierno Obama. Es impensable contemplar una reforma de fondo al control de armas sin gozar del apoyo parlamentario, y hasta ahora la bancada republicana luce resuelta a dar la batalla para que la segunda enmienda prevalezca.

No obstante, en una coyuntura dominada por la necesidad de pactos para paliar la crisis económica, resulta complicado pensar en “sacrificios” republicanos en asuntos diferentes a ese. Incluso, el presidente de la NRA, Davis Keene, previendo el debate, se aventuró a afirmar: “Yo diría que lo más probable es que no va a ser capaz de obtener la prohibición de las armas de asalto a través de este Congreso”.

Por esa razón, la Casa Blanca podría adoptar medidas de manera autónoma. El diario The New York Times ha dicho que una de esas medidas contemplada por el Gobierno es intensificar la persecución de quienes suministran información falsa para comprar armas. De acuerdo con un estudio del Departamento de Justicia, en 2010 —el último año del que se tiene registro— se identificaron cerca de 80.000 de estos casos, pero sólo 44 personas fueron procesadas. Además, el mismo estudio sostiene que quienes ocultan la verdad para comprar armamento son más proclives a cometer crímenes y, en caso de que se les niegue la compra, muchos recurren a vendedores independientes.

Adquirir armas mintiendo sobre el pasado judicial es considerado un delito federal, por esa razón la administración Obama podría intensificar las operaciones de rastreo, de modo que las restricciones a estos casos sean más efectivas, lo mismo que su posterior tratamiento judicial. En encuentro con Biden podría marcar el camino a seguir. De acuerdo con el diario neoyorquino, el informe que se presentará al presidente contendrá “asuntos relacionados con delitos de armas, incluida la violencia en los videojuegos y las películas, y las deficiencias en el tratamiento de la salud mental y la verificación de antecedentes”.

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Fin de semana de toboganes
  • El canal interoceánico de Nicaragua visto desde China

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio