Capriles: 'A Colombia también le conviene que ganemos'

El líder opositor dice que no tiene duda de que las Farc están en territorio venezolano desde hace mucho tiempo y agrega que Maduro no tiene el liderazgo del fallecido presidente Chávez.

El candidato opositor, Henrique Capriles, durante un acto de campaña en Nueva Esparta. / AFP
El candidato opositor, Henrique Capriles, durante un acto de campaña en Nueva Esparta. / AFP

Hace justo un mes, Venezuela informaba al mundo entero que su presidente, Hugo Chávez, había muerto. Tras días de duelo y sentidos homenajes, el país entró en una frenética campaña electoral marcada por la incertidumbre política, el fantasma de la crisis económica y el recuerdo del mandatario que gobernó el destino del país durante 14 años. Aunque siete candidatos se inscribieron para competir el próximo domingo por la Presidencia del país, los más opcionados para llegar al Palacio de Miraflores son el presidente encargado, Nicolás Maduro, y el líder de la oposición, Henrique Capriles.

En los diez días que dura esta campaña, la más corta de la historia, ambos aspirantes tratarán de convencer a los venezolanos sobre la mejor opción que cada uno representa para el país. En medio de un maratónico rally por varios Estados, Henrique Capriles habló con Caracol Noticias y aseguró que el liderazgo de Hugo Chávez no lo tiene Maduro, quien, de ganar —como señalan la mayoría de encuestas—, no le traería la paz a Venezuela.

¿Por qué el tono de esta campaña es tan diferente al de campañas anteriores, cuando era con Hugo Chávez? A Nicolás Maduro usted le habla mucho más duro.

Bueno, yo le hablo duro a la mentira; es la verdad que nosotros decimos frente a la mentira que representa quienes están allí. Yo los llamo “los enchufados”, un grupito que está enchufado, que ha mentido desde que está al frente del Gobierno. No tengo ninguna duda de que mintieron sobre todo el desarrollo de la enfermedad del presidente, las declaraciones que daban, toda la expectativa que generaron al pueblo seguidor de la causa del presidente, la mentira con la devaluación, la mentira con la inflación, la mentira con la inseguridad. Entonces no lo veas como un tema de cambio de discurso. Creo que ya no podemos tolerar que se mienta y se manipule tan burdamente a los venezolanos, como se está haciendo.

Esta mañana, cuando prendí el televisor vi que el Gobierno decía: el estado de Miranda, de donde Capriles es gobernador, tiene los índices más altos de homicidios y los índices más altos de robo de vehículos. ¿Cómo va a solucionar eso?

Hay que salirle al paso a estas campañas mediáticas con la verdad: yo soy el gobernador del estado de Miranda, uno de los 23 estados del país. Miranda representa sólo el 10% del índice de criminalidad del país; del número de delitos que se cometen en el país, el 10% se comete en Miranda. Habría que hacer otra pregunta, otra reflexión. Miranda tiene 21 municipios, 15 de ellos están en manos del partido de Gobierno. La zona más violenta de todo el país es el municipio Libertador, del distrito capital, donde el alcalde es el jefe de campaña, el candidato del Gobierno, donde la jefa del distrito capital forma parte del comendado de campaña del candidato del Gobierno, donde está la sede de los poderes nacionales. No hay forma de que Venezuela tenga paz con Nicolás Maduro al frente de la presidencia, no hay forma.

Me llama mucho la atención una frase que le oí hace unos días. Usted decía: “si yo salgo elegido como presidente voy a subir el salario el 40%”. Muchos reaccionaron y dijeron: Capriles es mucho más populista que los que él mismo llama populistas.

Solamente por regalos de petróleo, regalos que se dan a otros países para financiar proyectos políticos, para comprar amigos de otros países, estamos regalando US$7.000 millones. Si a eso le sumas la corrupción que hay en el control de cambios, se calcula que son US$15.000 millones más, o sea que solamente entre regalos y corrupción estás hablando de US$22.000 millones al año. Si nosotros logramos ordenar las cuentas y dejar de regalar el petróleo, contamos con US$22.000 millones. ¿Qué hacemos con ese dinero? Yo quiero que los venezolanos, los trabajadores, empiecen a sentir que estamos recuperando su salario, el poder adquisitivo. Yo creo en un modelo tipo Brasil, donde lo privado y lo público trabajan juntos, generan inversión, generan impuestos.

La economía es un tema que muchos consideran una bomba de tiempo. ¿Si el modelo económico venezolano va a explotar, no es mejor, pensando políticamente, que se le explote a Maduro en las manos y no a usted?

Esa es una buena reflexión, pero lo que pasa es que yo creo que el costo para el país sería todavía demasiado alto si nosotros dejáramos que se hunda Nicolás Maduro en su gobierno. Es que ellos no son los que se van a hundir, nos vamos a hundir todos.

¿En qué se puede diferenciar un gobierno suyo y un gobierno de Nicolás Maduro en términos de la aproximación a las Farc y el proceso de paz que vive Colombia?

Todo lo que haya que hacer con el tema de las Farc, todo pasa por el gobierno colombiano. Venezuela no va a ser un territorio que ampare a estos grupos.

¿Lo es actualmente?

Sin duda alguna, lo ha sido desde hace muchos años. Estoy seguro de que a Colombia también le conviene que nosotros ganemos la Presidencia.

Acabamos de estar en un acto de campaña y nos sorprende mucho a los colombianos, y a los que hemos vivido en otros países, que su seguridad pareciera no ser tan grande como la que normalmente tienen otros candidatos. ¿Tiene miedo de que le pase algo?

Soy un hombre muy creyente.

¿Pero tiene miedo de que le pase algo?

El miedo que yo pueda sentir es que mi país se equivoque. Esto se trata de decidir entre dos modelos: uno que permita que el país se coloque en una senda de progreso y otro, que ya lo estamos viviendo, que tendría un costo demasiado alto para Venezuela; en términos de recuperación, el país está por un despeñadero. 

¿Admira algo de Maduro?

No, no de Maduro; el liderazgo era del presidente Hugo Chávez, y lo dije muchas veces: el presidente Chávez tenía un liderazgo donde su fortaleza era siempre poner el tema de la pobreza en primer lugar, ése es el gran tema del presente y del futuro. Si tú pudieras definir ideológicamente quién representa esa justicia social, no la representan ellos, ellos son socialistas de la boca para afuera. En su manera de actuar, en su manera de vivir, yo diría que son capitalistas, yanquis, salvajes, así lo definiría.

* Director de Caracol Noticias